25 diciembre 2012 Curiosidades, Hard Rock, Noticias

nikki-sixx

“Kickstart my heart” es uno de los temas más míticos de Motley Crüe. El riff y la canción son una maravilla pero pocos saben que la letra y la música la provocaron una sobredosis de heroína que sufrió Nikki Sixx hace ahora un cuarto de siglo.

El veintitrés de diciembre del 87 el bajista fue considerado clínicamente muerto por los médicos. Una inyección de adrenalina directa al corazón puso en funcionamiento su organismo de nuevo. A pesar de haber reconocido hasta seis sobredosis, el bajista escribió la letra de esa canción y todo comenzó a cambiar.

Sixx ha comentado en su Facebook que “Hace ahora veinticinco años tuve una sobredosis que cambié mi vida. No me reconozco en ese chaval que iba directo hacia el abismo, que no quería saber nada de enseñanzas de la vida y al que la vida se encargó de enseñarle con este golpe”.

Si no hubiera salido de la heroína no habría visto el nacimiento de mis cuatro hijos y tampoco habría vivido todo lo que he vivido a pesar de todo. No sé si lo puedo decir más claro, si estás pensando en drogarte te aviso de que las drogas no sirven para nada, el bajón es lo peor que te puede pasar en la vida”.

“Me alegro muchísimo de haber dejado la droga, de haber seguido consumiendo jamás habría sido capaz de recordar todo lo que he vivido en estos últimos veinticinco años”. No hay mejor ejemplo ni lección para los posibles adictos del futuro. Grande Nikki.

Vía | Classic Rock

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *