Ozzy Osbourne, comentarios sobre su accidente, Ward y el nuevo disco de Black Sabbath

Escrito por: David López   @FyDescritura    12 febrero 2013     Sin comentarios     1 minuto

Ozzy repasa toda la actualidad que él mismo ha venido protagonizando en estas últimas semanas. Tras su accidente doméstico, no duda en recordarle a Bill Ward algunas cosas y tampoco en elogiar el nuevo disco del grupo.

Lo último que sabíamos del bueno de Ozzy Osbourne es que estuvo a punto de morir quemado en un accidente doméstico. Tras el susto inicial, el cantante ya ha comenzado la promoción del nuevo disco de Black Sabbath y en el camino le ha recordado a Bill Ward alguna que otra cosa.

“Hoy en día no todo puede ser la actitud “no me gusta, no lo hago”. Creo que habría sido mejor reunirse y contarnos toda la mierda que tenía dentro. La vida de la rock star bohemia se ha terminado para siempre”.

Sobre su accidente comenta que “mi mujer se dejó una puta vela encendida que quemó la mesa de café, Sharon le echó agua y aquello parecía napalm. En fin, lo típico en la familia Osbourne”. Al menos se lo toma con humor.

Sobre el nuevo disco comenta que “mi mujer me habla constantemente de la industria musical, me habla de grupos nuevos y no tengo ni puta idea de lo que me dice. Hemos grabado el disco como siempre y hemos hecho lo que sabemos hacer”.

Para Ozzy el nuevo disco es “algo que suena a “Satanic blues”. Grabamos un disco que se llamaba Never say die y creo que mejor debería haberse titulado I Wish I Was Dead. Afortunadamente ya no soy el gilipollas borracho y colgado de antaño”.

“Hay un tema que se llama “God is dead” y empieza con esas palabras pero no creo que sea así. “End of the Beginning” y “Age of Reason” son otros títulos de sendas canciones”. Cada vez queda menos para comprobar si lo que dice la banda es cierto o no. En junio saldremos de dudas.

Vía | Ultimate Classic Rock

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.