7 septiembre 2012 Hard Rock, Noticias

Dos de dos. El partido republicano ha usado, sin permiso, “We´re not gonna take it” de Twisted Sister y “The boys are back in town” de Thin Lizzy y en ninguno de los casos le han pedido permiso a nadie para usar estas canciones. Dee Snider ya ha mostrado su enfado y Philomena Lynott, madre de Phil Lynott, ha hecho lo propio al no permitir el uso del clásico de Thin Lizzy para la campaña electoral.

En declaraciones a The Guardian comenta que “por lo poco que sé de este político no creo que a Phil le gustara que se usara su música. Sé que se niega a reconocer el derecho de los homosexuales a casarse. Phil tenía muchos amigos gay y creo que habría defendido este derecho tanto en Irlanda como en Estados Unidos”.

“Tampoco creo que hubiera permitido que se le aplicaran más impuestos a los pobres que a los ricos. Sólo puedo expresar mi descontento por el uso de la canción de Phil apoyando a este partido político. Sé que muchos fans están también enfadados con Ryan por el mismo motivo. El uso y abuso de esa canción no nos agrada”.

“Como es lógico apoyo a Obama. Es maravilloso que alguien de raza negra sea el presidente de Estados Unidos. Phil era mulato y apoyaría también al actual presidente. Asociar la música de mi hijo a un partido que representa todo lo contrario a lo que él soñaba es muy desagradable”. Esperemos que el partido republicano tome buena nota de lo que le dicen los músicos.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *