23 marzo 2010 Curiosidades, Rock

untitled1.bmp

Que Jimi Hendrix es un mito no hay quién lo dude. Su manera de interpretar la música es totalmente distinta a la del resto de grupos y que conste que hablamos en presente porque, de una manera o de otra, sigue vivo para todos los que pensamos que la música es experimentación, novedad y cambio.

La edición de Valleys of Neptune, que nos lo han vendido como un disco inédito cuando muchas canciones ya rulaban por internet e incluso en vinilo desde hace décadas, ha provocado que la edición americana de Rolling Stone le dedique un amplio reportaje.

En el mismo se nos recuerda que, el 26 de agosto de 1970, Jimmi inauguró su Electric Lady Studios en Manhattan. Dos semanas más tarde moría en Londres tras una sobredosis de Vesperax. En los masters quedaron algunas jam session con Steve Windwood, recogidas en este último lanzamiento, y muchos deseos del músico en el aire.

Precisamente días antes de morir Hendrix declaró que “La era de la música tal y como la conocemos hasta ahora ha terminado. Todo va a cambiar y yo voy a estar ahí”. El eje de ese cambio de estilo musical estaba, según su productor Eddie Kramer y su bajista Billy Cox, en el corte Valleys of Neptune.

Al escuchar ese corte nos damos cuenta que solistas como Lenny Kravitz y cientos de grupos de la MTV copian este patrón musical en el que se mezcla el rock, el toque hippy y la comercialidad. Como siempre, Hendrix sigue 30 años por delante del resto de los músicos. Larga vida a Hendrix.

Via | Rolling Stone

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *