7 agosto 2016 Lanzamientos, Rock

Radiohead

Radiohead editaban A moon shaped pool en junio y desde entonces muchos se han sorprendido de la calidad de este trabajo discográfico y, sobre todo, de que la banda haya podido terminar este noveno álbum tras dos años en el estudio. Os contamos los detalles de cómo afrontó la banda esta grabación.

El guitarrista Jonny Greenwood comenta que más compositores los miembros de la banda se sienten “arreglistas” cuando componen nuevos temas. También deja claro que los músicos se centraron en el desarrollo de la idea de la canción que Thom Yorke, cantante, comenzaba tocando al piano. Reconoce que era complicado mejorar la versión del antedicho pero que lo intentaban.

Éramos arreglistas de estas canciones. Thom escribía la mitad de la canción y nosotros desarrollábamos la idea. Teníamos una gran presión porque no sabíamos si íbamos a arruinar el tema. El problema está en que él llegaba y tocaba un tema como “Pyramid song” y era complicado grabarla y no empeorarla porque la primera versión era fantástica”.

No teníamos interés individual o egoísmo a la hora de tocar más o menos en este disco, se trata de ponerse al servicio de la canción. No va de ‘¿Puedo meter mi parte de guitarra ahora?’. Somos arreglistas”. Greenwood había comentado previamente que la banda había intentado usar “tecnología muy vieja y muy nueva” en este disco para mejorar la creatividad del grupo. Radiohead estarán de gira en breve por todo el mundo. Esperamos vuestra opinión sobre estas declaraciones y sobre el último disco del grupo.

Vía | Team Rock

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *