25 abril 2013

photo-2003

Cada año, la llegada del buen tiempo abre la veda a los festivales musicales. Entre los más destacados del momento se encuentra la gira de verano de Carlsberg. Pero como no solo es juerga y fiestas, Carlsberg nos ofrece la posibilidad de conseguir un trabajo, pero no uno cualquiera ser un Party Manager en toda regla.

Ahora es cuando te preguntarás en qué consiste eso de ser Party Manager pues muy sencillo, tienes que ser todo un profesional de la diversión, tener carisma, ganas de divertirte y que la gente se divierta y ser un auténtico gurú social. Tu función, si lográs el puesto de trabajo será la de organizar los eventos Carlsberg de su gira veraniega.

Para poder participar en la elección del puesto primero de todo debes inscribirte en la web Party Manager de Carlsberg y enviar tu currículum con todos tus datos bien detallados ¡No olvides demostrar todos esos puntos que hemos mencionado antes!

iStock_000021263184_Large

El 2 de Mayo se cerrarán las inscripciones y se pasará a seleccionar, entre todos los candidatos, a los 10 finalistas para realizar una entrevista de trabajo. Pero no se trata de la típica entrevista de trabajo ojo, se trata de un casting en el que tendrás que demostrar por qué son los party managers perfectos para montar una buena fiesta Carlsberg.

De estos, solo 3 afortunados pasarán a la siguiente ronda donde deberán demostrar de una forma práctica sus cualidades. Para ello deberán dejarse la piel organizando una fiesta nocturna en un local y hacerse con el trabajo más cool del momento.

Pero el ganador no sólo se llevará un trabajo que más de uno envidiaremos, además ganará una entrada para asistir a la fiesta final que Carlsberg dará en Estocolmo este verano y un buen cargamento de cervezas para celebrarlo todo el año.

Con este tipo de iniciativas Carlsberg sigue apostando por los jóvenes talentos que luchan por sus sueños sin importarles los tiempos que corren, recompensando el esfuerzo de estos valientes de la mejor manera que sabe hacerlo la marca danesa. Esto se merece una Carlsberg, ¿no crees?

También te puede interesar