Rick Wakeman y el valor de su música de los años setenta

Rick Wakeman y el valor de su música de los años setenta

Escrito por: David López   @FyDescritura    29 noviembre 2012     Sin comentarios     1 minuto

El mítico teclista reconoce que un encuentro con un fan en Buenos Aires le hizo caer en la cuenta de la importancia de su propia música de los años setenta. Curiosa anécdota que comenta el músico en una entrevista.

Rick Wakeman es uno de los músicos más importantes del rock progresivo. Su labor en los años setenta sigue siendo recordada aunque él parece algo más centrado en la nueva música que produce y no tanto en la de hace cuatro décadas.

Por eso acaba de reconocer, en una entrevista concedida a Classic Rock, que tras encontrarse con un fan de dieciséis años en Buenos Aires le hizo caer en la cuenta de la importancia de su propia música en los años setenta.

Salí de mi hotel y empecé a firmar autógrafos y tal. Me vino un chico de dieciséis años con un vinilo para que se lo firmara. Lo hice y le pregunté que cómo era posible que le gustara una música tan antigua. Su respuesta me dejó helado: “Para usted es música antigua, yo la escuché por primera vez la semana pasada, cada vez que se escucha una canción es completamente nueva”. Esta frase jamás la olvidaré”.

Sobre la propia evolución del rock progresivo comenta que “todo surgió como reacción al pop de los años sesenta cuyas canciones tan originales como parecían. Todo seguía un formato que era: intro, estrofa, estribillo, estrofa, estribillo, solo de guitarra, estribillo y fade out. Nos propusimos hacer algo nuevo en el rock, cambiarlo todo”.

“Lo mejor de todo es que el género ha evolucionado y que hoy en día todo tiene esa pincelada progresiva por lo que la música que hicimos ha tenido algún tipo de influencia en la música en general”. Sin duda alguna. Nos alegramos de que Wakeman comparta estas anécdotas con sus fans.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.