18 junio 2013 Noticias, Pop

Rihanna River Island

Rihanna se pasó de frenada el pasado domingo por la noche. Tras su concierto se fue de fiesta por Londres con la modelo Cara Delevigne. Tanto disfrutó que al día siguiente llegó dos horas tarde a su concierto en Birmingham. El Bouijs nightclub londinense sirvió de escenario a las citadas que junto a Rorrey, hermano de la cantante, y Melissa Forde, su asistente, disfrutaron de la capital de Inglaterra hasta las tres de la mañana.

Teniendo en cuenta que Cara Delevigne salió del citado lugar con un sospechoso polvo blanco en su vestido y que hace meses ya había montado un escándalo al agitar una bolsa con un polvo blanco en su interior, todo parece confirmar que al menos la modelo se drogó. Los rumores apuntan también a Rihanna.

Y, como es lógico, la vida en la carretera es bastante dura. Si una gira se organiza con un concierto al día para hacer caja y luego se dan este tipo de sainetes la verdad es que tu profesionalidad queda en entredicho.

Fue ayer lunes cuando Rihanna tenía que presentarse a las ocho de la tarde ante sus fans de Birmingham y lo hizo pero a las diez de la noche. Los fans comenzaron a postear en Twitter sus comentarios sobre semejante retraso y comentarios como “sesenta libras de entrada para esto” no tardaron en circular por la citada red social. ¿Os parece lógica la actitud de Rihanna? Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Radar

Síguenos en Twitter

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Rihanna golpea con su micro a un fan 20 junio 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *