22 febrero 2012 Heavy Metal, Noticias

Rob Halford no sólo es uno de los mejores cantantes de heavy metal de la historia sino también una persona que habla claramente de todo lo que ha vivido como músico al frente de Judas Priest. Recientemente comentó, en una entrevista concedida a Ultimate classic rock, la decadencia de los años ochenta y más concretamente de la época en la que Judas grabaron su disco Turbo.

Judas Priest sufrieron bastante con ese disco. Cuando todo el mundo esperaba un nuevo disco de heavy metal se presentaron con un trabajo en el que llevaban guitarras con sintetizador, el pelo cardado y un sonido muy lejano a los discos más míticos del grupo. Aunque ahora “Turbo lover” la siguen tocando en directo, en el 86 no hubo ni un heavy que no se quejara del disco.

La gran pregunta, que aún nos hacemos, es a qué se refiere Halford en la letra y sobre todo ¿qué puñetas es un Turbo lover? Sobre el tema dice Rob que “Cuando miro atrás y veo imágenes o escucho nuestros discos de finales de los años ochenta me doy cuenta de que fue una década muy decadente“.

“En esos años yo quería probarlo todo. Viví hasta el final eso que llaman el “rock n´roll way of life”. Tenía mucho dinero y me comportaba como un verdadero cerdo. Tenía varios Porsches con un motor turbo, que por aquel momento era el último grito, y siempre quería lo mejor”.

“Lo de “Turbo Lover” viene por eso, todos queríamos tener un motor turbo. Cuando Glenn Tipton probó el sonido de la guitarra me recordó el sonido de un motor turbo acelerando y de ahí surgió la canción. Luego nos imaginamos en el asiento trasero de un coche con motor turbo acelerando por una carretera y así compusimos la letra”.

Sobre el tema en concreto y la polémica que se originó en su momento Halford comenta que “Si nos hubiéramos callado y hubiéramos seguido como hasta entonces jamás habríamos sabido qué habría pasado. Judas jamás hemos sido un grupo que se limita o que sigue unas reglas determinadas. Es más, no creemos en las reglas que nos quieren imponer”. Totalmente de acuerdo con el gran Rob Halford.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *