14 octubre 2016 Heavy Metal, Noticias

rob-halford

Rob Halford es el Metal God por excelencia no solo por la famosa canción del British Steel sino por las clases magistrales de canto que da en cada concierto. En una reciente entrevista comentaba cómo pudo haber muerto víctima de las múltiples adicciones que tenía. Treinta años sobrio le han dado para mejorar tanto como artista como persona.

“Si no hubiera apostado por la sobriedad estaría muerto literalmente. No estaría hablando contigo, no estaría aquí. El punto al que llegué era de no retorno, el siguiente paso era la muerte”.

“Me encanta la gente. Me encanta estar en un grupo. Me encanta hacer música. Tuve que darme cuenta que esto era más importante que ser un adicto”. Fue el seis de enero de 1986 cuando decidió cambiar de vida. Ya en 2015 comentó que “había mucho que hacer en un día y esa era la única manera de estar bien”.

“Llevo treinta años sin tomar nada. No se trata de un récord sino de una forma de entender la vida. Me gusta sentirme bien. Creo que he mejorado mucho porque he sido capaz de mantenerme así. Hay que usar la ayuda profesional para lograrlo. Reconozco también que sin mis fans habría sido imposible”.

“Muchos fans de Priest beben pero eso me mantiene sobrio. Ellos esperan lo mejor de mí y no puedo salir borracho o drogado a cantar. Eso sería engañarles. Estar limpio no solo tiene relación con mi propio bienestar sino también con los fans”. Enorme Halford. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *