14 marzo 2010 Curiosidades, Funk, Noticias, Soul

brown_jamesd450.jpg

A falta de material inédito que vaya apareciendo cuidadosamente administrado por su discográfica, James Brown, el rey del soul, vuelve a ser noticia por motivos bastante escabrosos. Así, LaRhonda Pettit, una de las doce personas cuya paternidad fue atribuida al artista tras su muerte, ha denunciado la desaparición del cuerpo del cantante que revolucionó el funk y el soul y, por lo que se ve, la vida de un buen número de mujeres. No obstante, hay que decir en su defensa que, de acuerdo con las pruebas de ADN a que se sometió, es hija de Brown con un 99,9 por ciento de probabilidades.

De esta forma, la joven considera que el robo del cadáver es una prueba más de que Brown fue asesinado y no murió a causa de un infarto derivado de una grave pulmonía como se anunció en 2006. Para LaRhonda, es significativo que, conociendo las diversas adicciones de su padre a fármacos y sustancias diversas, no se le practicara la autopsia tras el deceso.

Así, ya con un tono más propio de las grandes producciones de Hollywood, la hija ilegítima del artista señalaba que confía en acabar llevando ante la justicia a los responsables de la supuesta desaparición del genio de Barnwell, al tiempo que apuntaba que sólo la aparición del cuerpo y una posterior autopsia podrían hacerlo posible. Hasta el momento de su desaparición, los restos mortales de Brown reposaban en una cripta instalada en la casa de su hija (en este caso reconocida) Deanna a la espera de que se construya un mausoleo abierto al público. En estos momentos, no se descarta que, finalmente, el rey del soul haya decidido, como ya hicieran Elvis, Hendrix o Sinatra, seguir vivo aunque alejado del mundanal ruido.

Vía | Efe Eme

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *