28 noviembre 2013 Noticias, Punk, Rock

Black_Flag_logo

La historia del rock ha dado mucho de sí en lo que a despedir a un músico se refiere pero Ron Reyes ha batido todos los récords. En el mismo escenario y durante un concierto fue “invitado” a irse del grupo. La reunión de la mítica banda termina en tragedia por decisión de Mike V.

El propio Reyes comenta en su perfil de Facebook que “quedaban dos canciones, Mike V se me acercó y me dijo que me fuera. “Vete, la fiesta se terminó, se acabó”. Me dijo otra cosa más pero era una mentira y no la voy a repetir”.

“Con una gran sensación de alivio me fui al hotel. Mike V cantó las dos canciones que faltaban por mí. De momento no comentaré nada más. Os ahorraré los detalles más escabrosos. Desde el principio la reunión fue un fracaso. Siempre quería ensayar, buscar a un buen batería y que todo fuera bien”.

“La pobre venta de entradas ha hecho que se cumpla la sentencia que estaba escrita. Sí les pido perdón a los fans porque me obligaron a no hablar con ellos. Sólo Greg me dio alguna oportunidad. La reunión fue mágica al principio pero al final mi buena voluntad no pudo hacer mucho contra la maldad de otros”.

Black Flag se vieron sorprendidos por otro grupo de exmúsicos que se denominan Flag y que sí están teniendo el respaldo del público. Una demanda interpuesta sigue a la espera de que un juez le de la razón a alguna de las partes. Triste final para una reunión que se antojaba histórica.

Vía | Ron Reyes

Síguenos en Twitter

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *