8 junio 2016 Hard Rock, Noticias

Sammy-Hagar

Sammy Hagar es uno de esos músicos del rock que lleva en esto varias décadas y siempre intentando hacer las cosas correctamente. Por eso ha querido recordar su última reunión con Van Halen y cómo se sintió tras el último show con tan histórica banda.

La incorporación de Hagar a Van Halen supuso no solo la de un guitarra rítmica perfecto para que Eddie hiciera de las suyas sino también la de un gran cantante que le dio al grupo un giro hacia la profesionalidad. Sammy fue cantante del grupo entre 1985 y 1996. Fue en la primavera de 2004 cuando regresó al grupo para hacer una gira de ochenta conciertos.

La reunión terminó porque en una noche bastante fría Eddie decidió dar el concierto a pecho descubierto. Al día siguiente comenzó el drama según comenta Hagar. “Eddie tuvo una crisis emocional y había estado bebiendo bastante. Se vino abajo en el escenario y destrozó su guitarra. Recuerdo que cuando iba hacia el backstage pensé que era muy triste lo que le había sucedido. No era ni divertido, ni guay. Era triste”.

El antedicho músico recuerda cómo su manager le metió en un coche antes de que salieran a hacer un bis. Salió del coche, lo metieron en un avión y hasta hoy. “No me dejaron ni que me duchase. No le dije adiós a nadie. Me metieron en un avión, me dieron comida mexicana y dos margaritas. Me rasqué la cabeza pensando que era un horrible final para una gran historia”.

Y doce años después sigue sin hablar con los hermanos Van Halen. Al menos se llevó como amigo al bajista del grupo, ahora en Chickenfoot y en The Circle, Michael Anthony. Esperamos vuestros comentarios sobre la opinión de Hagar y sobre cómo Van Halen podrían ponerle punto final, o seguido, a su historia.

Vía | Tucson

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *