19 julio 2011 Noticias, Rock

Soul Asylum se formaron en 1983 en Minneapolis y fueron una banda de éxito pero un tanto marcada por la mala suerte. Su single “Runaway Train” (1992) les supuso un Grammy y el reconocimiento internacional pero el cáncer que se llevó a su cantante, Karl Mueller, en 2005 provocó que la banda apenas pudiera recuperarse de tan duro golpe.

The Silver Lining, de 2006, era el último disco de la banda hasta la fecha y el grupo parece más que decidido a grabar la continuación de ese disco. Dave Pirner, Dan Murphy a la guitarra, Tommy Stinson al bajo y Michael Bland a la batería son el eje sobre el que recaerá la composición de este nuevo trabajo.

Pirner reconoce que “He estado grabando la parte de la voz y hemos grabado también muchas guitarras. Cuando estamos los cuatro en el estudio suena espectacular. Tienes que ir a un estudio para saber cómo suena tu grupo, sentado ante el ordenador no es lo mismo”.

“Creo que la tecnología digital ha venido a deconstruir el proceso de grabación clásico y eso es lo que pretendemos recuperar con la grabación de este nuevo disco”.

Nuestra nueva música no podría etiquetarse como rock. Tras haber estado en New Orleans me he dado cuenta de que la música no es una caja donde te meten y de ahí no sales sino que tú llenas la caja y debes estar contento con ella”.

Desde las raíces del rock, pasando por otras influencias y tomando desvíos interesantes que nos hacen pensar que estamos fuera del rock es lo que estamos haciendo en estos momentos”. El disco vendrá también a celebrar el trigésimo aniversario de la edición de su primer disco, Made to be broken.

Increíble que haya pasado tanto tiempo. A veces parece que estamos en una burbuja pero no es así. Todo ha sido muy surrealista pero aquí estamos”. Seguiremos informando sobre las noticias de este lanzamiento.

Vía | Billboard

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *