11 marzo 2010 Hard Rock, Lanzamientos, Rock

bg_wide.jpg

Stefan Schill es un guitarrista holandés bastante versátil que ha tomado la sana senda del hard rock más clásico y también del rock más elemental. La única idea que siempre ha tenido en mente es la de conmover a la gente que le escucha con canciones llenas de honestidad y calidad.

La música es un lenguaje universal que puede alcanzar a cualquier persona sin importar su bagaje cultural. Por eso tocar es tan grandioso al hacerle sentir a la gente lo mismo que tú sentiste al componer esos temas”. Toda una declaración de intenciones.

Sus influencias van de Bon Jovi a The Police pasando por Kings of Lion. En este disco habla mucho de las relaciones humanas y como dice su título “Con un buen solo de guitarra no hace falta decir ni una palabra”. Sana declaración de intenciones y video para que le escuchéis.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *