2 julio 2010 Entrevistas, Lanzamientos, Rock

51fnp-obul_ss400_.jpg

Tras 17 años de silencio discográfico Steve Miller se prepara para su nuevo disco. El disco, BINGO!, supone un homenaje al blues de los años sesenta y cuenta con canciones, entre otros, de Muddy Waters y Howlin Wolf. El propio Steve reconoce que “Siempre escuchaba la radio y no paraban de poner estos temas, me han influenciado mucho en mi música, se merecen este homenaje”.

Tuve un grupo en el instituto y tocaba estas mismas versiones. Cada tema de este disco fue un hit en su momento en todo el sur de los Estados Unidos. Han pasado 45 años de eso pero esto es como grabar el greatest hits de esos años”.

La experiencia de grabar un disco nuevo no le atraía para nada, su disco de 1993, Wide River, pasó sin pena ni gloria y esto le llevó a seguir haciendo giras pero sin grabar nada nuevo. En 2008 dio 3 conciertos en el Fillmore y gente como Bonnie Raitt, Satriani o Roben Ford se subieron al escenario para tocar versiones de blues. El resultado fue mágico.

Tras estos shows llegó el productor Andy Johns, que grabara el Exile on Main Street de los Rolling y el Led Zeppelin IV, y le dijo a Steve “Hey, antes de morirme quiero grabar un disco de blues contigo”, él respondió “Nunca, eso sería mi sentencia de muerte como músico”.

Johns le convenció y en 11 días tenían 42 canciones. “Cuando tuve el disco terminado me fui a la Warner y los jóvenes de allí dijeron que era fantástico y que si yo había compuesto todos estos temas, les dije que sí y van a editar el disco”.

Sobre la posibilidad de editar material propio dice que “Tengo muchas canciones grabadas pero dudo mucho de que la gente quiera escucharlas, no hay interés por mi música. Con este disco estoy haciendo lo que quiero hacer a estas alturas de mi carrera”. Pues si es feliz no somos nadie para llevarles la contraria.

Vía | Rolling Stone

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *