1 agosto 2010 Entrevistas, Hard Rock, Rock

steven-adler.jpg

Steven Adler está más que contento con la publicación de su nuevo libro, My apettite for destruction: Sex & Drugs & Guns and Roses, en el que narra todo lo vivido a principios de los años 90 como músico en una banda crucial para el rock y como persona.

Ha sido fantástico poder contar todo eso y sacarlo de dentro”, el batería, que fuera despedido de la banda en el 90 por su severa adicción a las drogas, comenta sus mejores y peores momentos como el que le produjo un infarto. Ese fue el punto de inflexión para comenzar a lograr el estado actual de sobriedad.

No puedes estar 30 años fastidiado y siendo adicto a las drogas y luego contarlo y olvidarte. El cuerpo te pasa factura, ahora me cuido muchísimo, estoy limpio y contarlo me ha venido muy bien. He perdido mucho tiempo de mi vida y ahora quiero disfrutar de lo que me queda”.

Sobre la reunión de la formación original de Guns and Roses dice que “Los otros 4, quitando a Axl, queremos hacerla. Sé que estamos hablando de cientos de millones de dólares pero estoy convencido de que si se pudiera sería una gira mundial. Sería como decir ¿Están tocando de nuevo?, eso es lo que todo el mundo quiere”. El tiempo y Don Dinero tienen la última palabra.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *