26 febrero 2017 Hard Rock, Noticias

Steven-Adler

El dinero sigue siendo tan poderoso como siempre. Tanto es así que, aunque parezca lo contrario, Axl Rose sigue siendo el mismo de siempre. Steven Adler ha vuelto a comentar cómo fue su fugaz paso por esta gira de los Gunners con la claridad que le caracteriza.

Entre otros aspectos ha comentado, en una reciente entrevista concedida al programa de Eddie Trunk, cómo contactaron con él. “Fue el 2 de enero de 2016. Slash y Duff me mansaron un mensaje porque querían hablar conmigo. Me fui a casa de Duff y tuvimos una charla positiva. Me dijeron que tenía que firmar un contrato o algo así para que pudieran comentarme algo. No me importó. En marzo fui ya a ensayar dos veces. Tuve un pinchazo en una vértebra y estuve de baja unos diez días”.

“Cuando tocaron en el Trobadour llamé a Duff para comentarle que estaba preparado para la gira y me respondió que no iba a ser parte de la gira. Creo que lo arruiné todo. En julio me llamó para tocar en Cincinatti y Nashville. Me monté en un avión, ensayé y todo fue bien. Pensé que iba a ser igual que hace treinta años pero la ausencia de Izzy y tocar solo dos canciones me rompió el corazón. Querían que siguiera la gira por Japón, Australia o Tailandia. Les dije que no iba a hacer un vuelo tan largo para tocar dos temas“.

De su charla con Axl Rose indicaba que “hablé con él diez segundos. La primera noche en Cincinatti me hizo un gesto y me ofreció una tímida sonrisa, por mi parte bien. En Los Angeles le di un abrazo y le agradecí que me permitiera estar ahí y se fue. Le conozco, necesita como una hora para relajarse tras los conciertos. Los roadies me comentaron que ojalá tocase con ellos más a menudo porque era la única vez que el resto de la banda sonreía”. Esperamos, como siempre os decimos, vuestros comentarios al respecto de estas declaraciones.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *