23 septiembre 2012 Conciertos, Hard Rock, Rock

Stone Temple Pilots han vuelto a liarla. A pesar de que en los tiempos que corren lo normal es que los conciertos duren como mínimo 2 horas, no hace demasiado con una hora ya estaba todo listo. En la gira que está haciendo el grupo por el mundo han pasado por Canadá y los fans, tras 105 minutos de concierto, optaron por mostrar su cabreo hacia el grupo.

El problema residía en que la banda comenzó su concierto 2 horas más tarde, tocó un set para olvidar y optaron por irse lo antes posible. La crítica del concierto es demoledora y pone a Scott Weiland en su objetivo.

Lo sucedido en Abbotsford (British Columbia) es lamentable. Weiland nos ofreció una serie de gemidos inaudibles e ininteligibles que suponemos que eran la letra de las canciones que cantaba pero que no lo eran en realidad. Daba la nota exacta pero no la palabra exacta”.

La banda no tardó en reconocer que lo sucedido es lamentable y que “Scott Weiland acaba de ser apartado de la actividad musical por prescripción facultativa. Durante dos días no podrá cantar lo que nos permitirá terminar las fechas programadas de nuestra gira de verano”.

Las redes sociales arden al comentar algunos fans que quieren que se les devuelva el dinero de las entradas y que lo del comunicado llega bastante tarde. El concierto se debería de haber suspendido con anterioridad por lo que los fans tienen toda la razón al quejarse. ¿Qué pensáis al respecto?

Vía | Classic Rock Magazine

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *