26 julio 2010 Festivales, Jazz, Noticias, Otros

Helene Labarriere

Aunque es bien sabido que los conciertos de cierta calidad siempre han sido menospreciados, cuando no suspendidos, en Marbella gracias a la incultura y la apatía predominantes e impuestas por parte de nuestros representantes políticos, lo cierto es que la suspensión del I Festival Internacional de Jazz de Marbella hay que atribuirla mayormente a la promotora que lo puso en marcha.

La noticia la conocíamos el pasado viernes, en la misma puerta del Estadio Municipal, las veintitantas personas que pensábamos asistir al concierto de la pianista brasileña Eliane Elias, todo un lujo visto el nivel de los conciertos que acostumbramos a ver en la ciudad. Junto al de Elias, se suspendían los recitales de Sedajazz y Thomas & The Costadellics Band, Chico & The Gypsies, Pasión Vega y los espectáculos que rendían tributo a Frank Sinatra y The Blues Brothers, programados hasta el día 27.

Y es que es triste que, pese a no tener nada que ver con el jazz, Diana Navarro, encargada de inaugurar el festival, vendiera 40 entradas, que Helene Labarriere consiguiera reunir a cuatro personas (pese a lo cual actuó junto a Norma Winstone) o que Al Benson Orchestra hiciera lo propio con otra veintena de aficionados a la buena música.

Pero más triste aún es que las entradas más baratas estuvieran, en muchos casos, a 40 ó 50 euros o que se hiciera una nula promoción del evento. Porque, además de unos irrisorios carteles en el Estadio Municipal, la publicidad se ha limitado a los autobuses urbanos, a los que la gente de a pie no mira desde hace años ya que sabe que sirven de poco o nada.

Así, esperemos que la promotora se enmiende si decide hacer algo similar el año que viene y, además de publicitarlo como es debido, se centre en el jazz dejando de lado mezclas innecesarias y se dirija, como debiera, a la gente del pueblo y no exclusivamente a los de fuera, que como puede verse no han correspondido a tantas atenciones.

Vía | PGB

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *