The Rolling Stones, rumores de mala relación entre sus miembros

Escrito por: David López   @FyDescritura    7 diciembre 2012     Sin comentarios     1 minuto

Mick Jagger y Keith Richards reavivan viejos fuegos que ponen a la banda en una situación poco adecuada para afrontar una gira mundial en 2013. Se filtran a la prensa detalles de su pésima relación personal y la crisis parece llamar a la puerta del grupo.

Que Mick Jagger y Keith Richards no son, precisamente, almas gemelas es algo que se conoce en el mundo del rock desde hace décadas. Sus encontronazos son míticos y todo parece indicar que lo siguen siendo. La actitud del “mantente mientras cobro” parece haber desgastado a ambas partes y estos conciertos que están dando en estos momentos han confirmado que todo se puede ir al traste en cuestión de segundos.

El propio Keith Richards comentaba que “somos dos tíos con una personalidad muy volátil, hemos pasado por mucho en todo este tiempo y ahora mismo intentamos llevarlo lo mejor que podemos pero sigue siendo complicado”.

“A veces le quiero y otras le odio con todas mis fuerzas. Sólo puedo decir que tiene mis bendiciones, es como mi hermano y no podría tratarle de otra forma”. Pero Richards lo tiene clarísimo en cuanto a su relación con Jagger y todo parece indicar que la banda seguirá adelante aunque sólo sea por la pasta.

“Cuando llevas cincuenta años casado con una persona e intentas divorciarte no lo haces, “aunque sea por nuestros hijos” te dices y aguantas. Aquí es lo mismo. Tenemos nuestras diferencias, muchas veces en público, pero aguantamos por los niños”.

Jagger se limitó a decir que “eso de que parece que estamos casados es mentira, simplemente trabajamos juntos. He estado con él y le conozco desde hace muchos años”. Con tan irónica frase termina el frontman del grupo su declaración. Habrá gira en 2013 pero, casi con total probabilidad, será la última.

Vía | Vintage Vinyl

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.