13 marzo 2010 Lanzamientos, Pop

These New Puritans

Estos nuevos puritanos vuelven después de su perfecto Beat Pyramid. Cuando escuchaba ese primer LP me gustaba pensar que se trataba de unos Arctic Monkeys del lado oscuro, con ese ‘hit’ rompedor Elvis que les dio la fama internacional. La crítica especializada los comparaba a The Fall. Era un disco arriesgado, experimental. Utilizo la palabra ‘perfecto’ de una manera concreta; me refiero a que parece que el disco sea de alguna manera ‘matemático’, que encierre una especie de jeroglífico. Y no voy desencaminado. En una reciente entrevista en la revista Rockdelux, Jack Barnett, eje de la banda londinense arguye que en Beat Pyramid: ‘Literalmente queríamos construir una pirámide de sonido con todos sus secretos y su geometría‘.


Acaban de editar ahora Hidden, y el panorama musical se ha rendido definitivamente a sus pies. Los medios británicos, por ejemplo, les ha encumbrado catalogándoles como una de las mejores bandas de las islas de la actualidad, definiendo el nuevo trabajo como ‘muy 1970, pero también bastante 1610, 1950, 1979, 1989, 2005 y 2070’. El disco, en verdad, sorprende simplemente con escuchar una canción al azar. Para empezar, el single We want war parece sumergirte en un vídeo-juego de terror.

Cuenta Barnett, con ese aspecto demacrado y enfermizo, en Mondosonoro: ‘Rescaté un beat proveniente del folklore jamaicano, acompañado de unas palmas flamencas. Pensé que más que las palmas como beats sería mejor usar una caja de ritmos; entonces me vino la melodía, que encajaba perfectamente‘.

Un dato curioso es que Hidden hacía 8 meses que estaba terminando, pero la compañía Domino prefirió esperar hasta después de las navidades para editarlo. Y supongo que se trata de un gran acierto por su parte. Eso sí, teniendo en cuenta que el ansia creativa de These New Puritans no tiene parangón, pues su líder ya habla de un tercer trabajo que nada tiene que ver con éste. Pero sigamos con él: Está plagado de ‘loops’, orquestaciones, parches, beats y sonidos que hacen de su escucha un viaje exquisitamente paranoico.

Algo que los diferencia del resto de bandas es que se alejan de la popularidad y buscan un lenguaje para expresarse más allá de lo meramente musical: ‘Nosotros no funcionamos como una banda. No nos gusta que nos traten como una banda. No somos una banda. Somos una cosa indefinida. Somos compositores pero no somos del todo compositores. Somos ‘beat makers’ pero no solo beat makers. Somos algo intermedio. Siento que no puedo comunicar realmente lo que somos. Quiero decir, que no se trata solo de música, es algo más que eso‘ (Rockdelux).

El productor del disco esta vez ha sido Graham Sutton, líder de los olvidados injustamente Bark Psychosis, y parece ser que él es uno de los artífices de que Hidden sea ese conglomerado musical extraordinario y experimental. These New Puritans visitaron ayer la isla de Mallorca, y espero que alguno de mis compiches de por allí pueda dejarme un comentario sobre cómo fue y si le gustó. Salut.

Vía | Mondosonoro, revista Rockdelux

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *