23 julio 2012 Hard Rock, Noticias

Thin Lizzy han hecho una gira de dos años y han recibido todo el cariño que siempre se le tuvo a una banda histórica. La ausencia de Phil Lynott es casi imposible de eludir pero sí es cierto que la banda ha llegado a la perfección y la grabación del disco era el siguiente paso a dar aunque muchos piensen lo contrario.

Damon Johnson, guitarra del grupo junto a Scott Gorham y Ricky Warwick, estará acompañado de Marco Mendoza al bajo, Brian Downey a la batería y Darren Warthon a los teclados. El primero de los citados ha comentado a Gibson que “los típicos periodistas que crean una corriente de opinión nos van a mirar el disco con lupa y posiblemente nos critiquen duramente. Lo mejor es que los que nos dan de comer son los fans y ellos quieren nueva música de Thin Lizzy”.

“Tenemos un compromiso de grabar un disco que refleje la variedad musical de Thin Lizzy. Phil quiso grabar Thunder and lighting como punto final de la carrera del grupo. Este trabajo es bastante heavy y no queremos que nadie piense que el nuevo disco será la continuación de éste. Será variado pero mucho más hard rock que otra cosa”.

Los riffs que Gorham ha traído al estudio y la impronta que él y Brian Downey le dan a los temas es fantástica. Ricky es un gran músico y no es sólo “el sustituto” sino un tío que te compone una gran letra con sólo escuchar una melodía. Merece toda la confianza del mundo. Scott y Brian ya comentan que grabar un disco era lo que necesitaban”. Deseosos estamos de saber algo más sobre la edición de tan esperado disco.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *