5 febrero 2014 Curiosidades, Funk, Jazz, Otros

tikiciabits

Una de las grandes ventajas que tiene vivir en un mundo interconectado gracias a Internet, es poder acceder a todo tipo de expresiones culturales de distintos países sin tener que movernos de nuestra casa. El problema, sobre todo en mercados musicales menos conocidos a nivel internacional, por proyección y por falta de medios para destacar en la marabunta de información que hoy en día nos invade, es poder conocer propuestas realmente interesantes.

Para ello nada mejor que contar con un distintivo que haga que tu música pueda no solo llegar a otros países, sino también destacar con una propuesta que aunque requiere mucho esfuerzo y trabajo por parte de un equipo humano, tiene una barrera económica casi inexistente. La formula es la que ha escogido el colectivo Tikiciabits, canalizar el descubrimiento musical a través de una plataforma audiovisual.

De esta forma grupos desconocidos pueden llegar a países alejados en cultura musical como España y destacar grupos de gran calidad, e incipientes, pero que de otra forma se perderían en el ciberespacio. Es como pretender vender algo en España si solo publicas tu reclamo en un portal de anuncios gratis en Costa Rica. Pero sí puedes hacer que el mismo llegue en forma de reclamo audiovisual, y que a la vez gracias a la virilidad, poder conocer grupos como Erth. Yo por ejemplo gracias a esto he descubierto a esta banda que conjuga funk, fusión, jazz, rock progresivo y con toque experimentales conjugados con características de la música tradicional costarricense.

En el primer capítulo hemos conocido a esta banda, su música, su forma de trabajar, el proceso de elaboración y muchos otros aspectos muy interesantes. Espero que en las siguientes entregas me siga encontrado con tan buena música, y continúe mi aprendizaje en un mercado musical para mi tan remoto como el de Costa Rica.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *