5 diciembre 2011 Heavy Metal, Noticias

Timo Tolkki no sólo pasará a la historia como el líder de Stratovarius sino como uno de los músicos más íntegros del rock. Siendo el guitarra de uno de los grupos con más fans en Europa bien podría haber seguido estirando el chicle y repitiéndose hasta la saciedad para vivir de los clásicos pero no fue así. Timo decidió irse de su grupo por honestidad y ahora parece arrepentirse de su marcha y de todo lo demás.

Ha sido en su página de Facebook donde Timo ha escrito un comunicado bastante duro con su futuro que os pasamos a detallar a continuación.

“No sé cuántos estaréis interesados en leer esto pero no me importa, intento escribir varios pensamientos sobre lo que está pasando en mi vida ahora mismo. Todo empezó por una tarta, tras el último show de Symfonia en Sudamérica 2 fans me ofrecieron una tarta y entonces me dí cuenta de todo”.

“Tras tres noches en un frío hotel de quince dólares la noche con muros de cemento que parecían una cárcel de Chile, 28 horas de vuelo para llegar a un continente y tocar para audiencias de entre 100 y 350 personas me dí cuenta de que lo de la tarta era un chiste, era como decirme: “Eh Timo, ¿no ves que se ha acabado?“, así me sentí”.

“Fue después cuando estuve en Suecia grabando temas con Andre Matos. Más de 1.000 horas de trabajo para varias demos que le gustaron a mucha gente y una reacción evidente por parte de Andre: “Si no se va a ganar dinero no haré conciertos con el grupo”, estaba de acuerdo con él”.

Uli Kusch me escribió para comentarme que estaba harto de los vestuarios apestando a meados, de los viajes y de todo eso. Le comenté que no era ése nuestro acuerdo pero me dijo que le daba igual y que por 10.000 euros podíamos usar su nombre en el disco y llamar a Alex Landenburg para que grabara la voz. A los pocos minutos me pidió 3.000 euros más para que le pagara los impuestos”.

“Tras entrar en shock y varios chutes de cortisona después se editó el disco. Pienso que es bastante bueno aunque el terremoto en Japón nos jodió la promoción allí. El manager nos consiguió seis conciertos en Sudamérica, tras 30 horas de vuelo (Helsinki-Frankfurt-Roma-Sao Paulo) llegamos allí para que se nos confirmara que la gira se había cancelado. Fue en el hotel de al lado del circuito de Formula 1, el más barato de la ciudad, donde empecé a pensar en mi futuro musical”.

“Mirando atrás me doy cuenta de que he hecho más de 3.000 conciertos y he editado 20 discos. He hecho bastante. Podría haber muerto estando de gira con Stratovarius porque padezco de transtorno bipolar y no estaba diagnosticado. Necesito una vida tranquila y pausada para poder controlar mi enfermedad”.

El año que viene cumpliré 46 años y ahora mismo estoy centrado en mi familia. Creo que no grabaré nada más en mi vida y esto será un alivio para muchos. A los que me habéis apoyado en estos 22 años muchas gracias, a los que no, como los del foro de Stratovarius (banda en la que sólo quedan 2 miembros originales y que sigue tocando un 80% de mis canciones) pues agradecerles su labor ya que sin ellos no sería nada. Ha sido un viaje maravilloso y lo he hecho a mi manera. Espero veros en algún lugar, cuidad de vosotros mismos”.

Esperamos vuestros comentarios.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *