22 mayo 2017 Curiosidades, Hard Rock, Noticias

Kiss

Tommy Thayer ha querido comentar en voz alta cómo ven en Kiss eso de tocar temas menos conocidos. La opinión del guitarrista es, cuando menos, sintomática. Que Kiss son una banda con hit singles no difiere demasiado de otro tipo de grupos. Ahora bien, que el público no valore que toquen temas como “Flaming Youth” es algo casi preocupante.

A la hora de escoger el repertorio de cada gira reconoce que “es un reto porque hay un montón de material de discos que se han grabado hace años. El primer disco se editó en el 74 y estamos contemplando un repertorio total de cuarenta y cuatro años de canciones. Tienes los clásicos-que si no los tocas hay gente que se molesta-y luego están los fans más intensos que nos piden temas más oscuros. A la hora de tocar este tipo de canciones se escucha el silencio. Es una línea muy fina. Intentamos encontrar siempre el equilibrio”.

Kiss

De por qué no tocan nada de su último disco Monster indica que “primero por los clásicos de siempre y segundo, he de ser honesto, porque la gente no conoce el disco. Los discos ya no se venden como antes. El negocio está en declive. No se vende. La gente no está por la labor. Imagino que esto se refleja en las canciones que escogemos para tocar en cada gira”.

Del montaje escénico a base de plataformas y demás comenta que “por suerte no les tengo miedo a las alturas. Paul a veces tiembla y le sudan las manos bastante al comienzo del show. La verdad es que para subirte a este tipo de estructuras tienes que tener la certeza de que están bien ensambladas, que han sido probadas y que son seguras. La verdad es que son mucho más altas cuando te subes a ellas de lo que parece desde abajo”.

De su periplo en Kiss, banda en la que lleva quince años, comenta que “La primera gira pasamos por Estados Unidos. Tocamos en el Madison y recuerdo que en ese concierto pensé ‘Dios mío. ¿Cómo es posible que me esté pasando esto?’. La verdad es que es algo asombroso”. Esperamos vuestros comentarios sobre las declaraciones de Thayer.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *