11 marzo 2012 Curiosidades, Instrumentos

Hablar de guitarras mini o hablar de guitarras de viaje es hablar de guitarras que permiten en un reducido espacio tener las -casi- mismas prestaciones que nos daría un instrumento de mayor tamaño.

La principal ventaja es que los principales fabricantes de estas guitarras en sus inicios fueron Martin y Taylor, dos fabricantes de elevadísimo prestigio en la fabricación de guitarras acústicas, pero que como todo lo bueno tienen el ‘pero’ de que lo bueno suele salir caro. Al construir pequeños instrumentos, aunque de gran calidad, abaratan mucho el precio y podemos tener una guitarra Taylor (que de media valen unos mil dolares las de gama baja) por quinientos euros o menos, aunque con un cuerpo de menor tamaño.

Dejando a un lado la cuestión económica cada vez son más utilizadas, sobre todo en el indie, de cara a los conciertos por lo estéticamente bonito que pueda resultar para algunos el ver a un guitarrista usando una bonita acústica de pequeñas dimensiones. Además estas guitarras, según los modelos, llevan incorporados preamplificadores para poder tocar en salas con la misma facilidad que si de una electroacústica convencional se tratase.

En resumen, las acústicas mini están en expansión y parecen que todos los fabricantes de guitarras importantes a nivel mundial se han dado cuenta. Es fácil encontrarlas a día de hoy en los catálogos de Fender, Epiphone, Taylor, Martin y un larguísimo etcétera.

Todo un capricho para el que se lo pueda permitir.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *