11 marzo 2013 Hard Rock, Noticias

vinceneilsurgery

Vince Neil estaba tocando con Motley Crüe, en la gira que están haciendo por Australia con Kiss y Thin Lizzy, ayer en Sidney y comenzó a comentarle a los técnicos que tenía “fuertes dolores internos”. La banda se vio forzada a cortar su set list en cuatro canciones porque Vince no podía seguir adelante.

Tras ser trasladado al hospital con urgencia fue sometido a varias pruebas que arrojaron como resultado que tenía piedras en el riñón de las que fue operado de inmediato. La profesionalidad de Neil queda fuera de toda duda tras el relato de los hechos efectuado por Nikki Sixx.

“Le ví en el camerino y estaba doblado de dolor. Nuestro manager y el promotor del concierto le dijeron que no saliera, que se cancelaba el concierto y que se le explicaba al público. Se negó diciendo que no podía hacerle eso a los fans”.

“He visto a Vince salir a tocar con huesos rotos, con problemas en sus ligamentos y con varias lesiones. Jamás ha cancelado o cortado un concierto. Siempre ha terminado pero lo del otro día fue demasiado para él”.

“He estado en contacto con él todo el tiempo y antes de que nos vayamos a Brisbane vamos a pasar por el hospital para verle”. Lo que no sabía Sixx, y la verdad es que nos sorprende bastante, es que Neil ya había comentado que “la operación ha sido un éxito, los doctores me han dicho que estoy bien y estaré en Brisbane tocando”. Profesionales como éste muy pocos quedan ya en el mundo del rock.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *