6 octubre 2010 Entrevistas, Pop

yoko.jpg

Yoko Ono fue para muchas la culpable de que The Beatles se separasen. Hoy en día es una mujer tranquila que se sabe depositaria del legado musical de uno de los genios del siglo XX. En una reciente entrevista, concedida a Billboard, comenta éste y otros aspectos relacionados con su papel en la vida del extinto músico.

“Soy más que la beneficiaria la protectora del legado de John. Siempre me he preocupado de que John reciba lo que le corresponde por su música, puse toda mi energía en eso. Cuando él murió esto se intensificó todo eso pero también me quedé preguntándome sobre mi propia vida. Pones tu esfuerzo para que mejore su música y de repente sabes que no habrá nada más”.

“En ese momento pensé que la energía la pondría con los fans de Lennon, me dije a mí misma: A partir de ahora les daré algo especial cada año. Al final ha sido mucho más que eso pero esa era la idea al principio de este largo proceso de recuperar la música de John y editarla como se merece”.

“Mi vida artística como cantante o pintora no tenían importancia, había que engrandecer aún más el arte de John y así lo hice”. “Antes de su muerte jamás pensamos en hacer testamento o arreglar papeles al respecto, nunca pensamos en la muerte. Sí pensamos en estar en una silla de ruedas mirando al mar y esperando la postal de Sean. Pensábamos vivir muchos años”.

“Si te fijas en sus discos, la dicción de John era perfecta. Es como si cantase un actor clásico de esos que interpreta a Shakespeare. Leyendo a Shakespeare y estudiando todo lo que supuso para la literatura podría decirse que John fue el Shakespeare de la música”.

Vía | Billboard

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *