Crónica y galería fotográfica de Koma en la sala Arena (Madrid): “Brigi no te vayas, Brigi quédate, oé, oé…”

Crónica y galería fotográfica de Koma en la sala Arena (Madrid): “Brigi no te vayas, Brigi quédate, oé, oé…”

Escrito por: Francisco Reina   @AltFloyd    14 octubre 2012     Comentario     4 minutos

Crónica del concierto que Koma ofrecieron en Madrid ayer, sábado 13 de octubre. Se trataba de un puerto en la gira de despedida de Brigi, y el público lo arropó con cariño y respeto.

Brigi Duque se marcha de Koma. Pero antes de dejar la banda nos ha preparado una gira por toda España a modo de despedida. El sábado los navarros recalaron en Madrid, en concreto en una sala Arena llena de gente que les recibió con los brazos abiertos. Esto fue lo que sucedió.

Pese a que la hora de apertura de puertas se hubiese fijado a las ocho de la tarde, no fue hasta poco más de las nueve en punto cuando el cuarteto de Pamplona saltó sobre las tablas. “Vamos a divertirnos con el Tío Sam“, anunciaba Brigi nada más hacer su aparición, para acto seguido comenzar a dar saltos. El segundo tema en caer fue Los idiotas. El público, muy numeroso se mostró receptivo y con ganas de fiesta desde el inicio.

“Puestos a imaginar, imagínatelos”, proclamó Rafael Redín a modo de presentación de Imagínatelos cagando. El sonido era bueno, y se mantuvo más o menos estable hasta el final del concierto, con algún momento flojo meramente anecdótico. Tras El catador de vinagre, el respetable coreó un ‘Brigi quédate’ al que el aludido respondió mostrando su coronilla, algo falta ya de cabello.

Jipis y No te lo tomes a mal fueron las siguientes composiciones en reverberar en la sala Arena de Madrid. Entre canción y canción los miembros de Koma aprovechaban para aclararse la garganta con sus respectivos cubatas (¿o refrescos? No, no creo), en los que la Cola era la mezcla más usada.

“Me encantan los desfiles militares del día de la Hispanidad”, comentó Duque en tono irónico, provocando las carcajadas de sus seguidores. Dedicada a los presentes comenzaron a sonar los potentes primeros acordes de El pobre, y el público enloqueció. Para entonces la camisa negra del vocalista chorreaba sudor por los cuatro costados y se adhería a su cuerpo. Tal era el nivel de actividad y desenfreno del frontman que el sudor acabó recorriendo la carcasa de su Gibson.

La pantalla tras el escenario mostró durante toda la velada en nombre de ‘Koma’ en grandes letras, en ocasiones parpadeantes. Continuaron ofreciéndonos temas como El muro de Berlín, Me vacío o El exorcista. Gran aceptación tuvieron la directa Jack Queen Jack y la bailable El sonajero, con la que Brigi nos demostró sus movimientos de caderas.

Tras una serie de gritos comunales por parte del público sonó Protestantes, y tras ella Bienvenidos a Degüelto, iniciada en lo vocal por el guitarrista Ignacio Zabala. Frente al escenario todo eran cabezas, y se formó un gran pogo en este tema. Cuando hubo finalizado, los artistas se despidieron de su público y marcharon al backstage.

Tras un período de tiempo que se me antojó bastante largo, más de lo debido, volvieron para interpretar los bises. Los presentes nos entretuvimos coreando aquello de ‘Brigi no te vayas, Brigi quédate’ y la ya tradicional ‘Otra, otra’.

Duque, mostrando nuevas guitarra y camisa, que falta le hacía, atacó con Menos mal y a continuación con el tema que da nombre a su penúltimo disco de estudio, fechado en 2007, Sakeo, que fue acompañada por decenas de palmadas en uno de sus fragmentos.

Con Aquí huele como que han fumao comenzamos a dar saltos al ritmo de la música. Las siguientes en caer fueron Mi jefe (¡en todo lo más alto del cementerio!) y El infarto, creada en 1997. La última canción de la noche pertenece a su reciente La maldición divina (2011), y se trató de La almohada cervical, toda una declaración de intenciones sobre la música que habíamos estado escuchando.

Luego lo habitual: lanzamiento de púas, choque de manos con las primeras filas, fotografía de honor (podéis verla en la galería fotográfica, al final de esta crónica). La banda anunció el nombre del bar donde pasarían parte de la noche, por si alguien quisiera acompañarles.

Brigi Duque acabó lanzándose sobre sus fans, que lo llevaron de mano en mano hasta mitad de la sala, y luego de vuelta al escenario. También de eso encontraréis fotos más abajo. Gran noche, gran banda. En la estación de metro de Plaza de España escuché comentarios del tipo “es una lástima que Brigi se vaya” o “¡seguro que volverá en unos años!¡Te lo digo yo!”, que resumían el estado anímico de los espectadores al final del concierto.

Este fue el listado de canciones interpretadas:

1. Tío Sam
2. Los idiotas
3. Imagínatelos cagando
4. El catador de vinagre
5. Jipis
6. No te lo tomes a mal
7. Vaya carrera que llevas, chaval
8. El pobre
9. Caer
10. El muro de Berlín
11. Me vacío
12. Pensamientos fúnebres
13. Sé donde vives
14. El exorcista
15. Jack Queen Jack
16. El sonajero
17. Protestantes
18. Bienvenidos a Degüelto
19. Menos mal
20. Sakeo
21. Aquí huele como que han fumao
22. Mi jefe
23. El infarto
24. La almohada cervical

Fotografías | Francisco Reina


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.