‘Rathaus’ de Montoya Thomas – El alemán de Madrid y su guitarra alegre

‘Rathaus’ de Montoya Thomas – El alemán de Madrid y su guitarra alegre

Escrito por: Francisco Reina   @AltFloyd    19 octubre 2016     Sin comentarios     3 minutos

El pasado 5 de octubre vio la luz Rathaus, primera referencia en solitario de Montoya Thomas tras su paso por Absinthones o Roadies. Manufactura un folk pop de autor asequible y de influencias que van “de norte a sur”, como él mismo afirma debido a su procedencia alemana y crecimiento en nuestra España. Remembranzas al flamenco, al rock o a la música de guitarra y humo se entremezclan en este EP (25 minutos casi clavados, decidid vosotros).

Comienza Rathaus con un guitarreo acústico de aires sureños y tintes melódicos en la instrumental Madrid, primera parada de Montoya Thomas. A media canción gana en intensidad y va sumando instrumentaciones superpuestas con tino de artista en ciernes. Reserva a Pies fríos el honor de comenzar el apartado vocal. Con corrección en la voz, desgrana cómo despierta en su propio entierro desde la primera persona, rodeado de madera y velas. En contraposición a la temática algo turbia, la canción luce optimista y hasta juguetona.

Las temáticas pueden resultar curiosas cuanto menosLas temáticas de las letras en Montoya Thomas pueden resultar curiosas cuanto menos. En Tupper nos habla con sorna sobre un envase caducado y lleno de moho hallado en su frigorífico, y de cómo se deshace de él con repudio. El humor del corte resulta apropiado para el directo, en tanto cuenta con el estribillo más pegadizo del disco, y el más repetido al tiempo; asimismo las palmas de fondo hacia el final de la pista indican que busca la colaboración del público en sus shows en vivo.

La canción 43210 mantiene dos características propias respecto del conjunto: es la única que cuenta con su propio videoclip y queda cantada en inglés. Grabado por La Doncella Audiovisual, mientras se desgrana el atractivo riff de guitarra sobre batería vemos el rostro del artista en diversas tonalidad que se irán conjugando hasta formar un Frankenstein multicolor. Podéis verlo y escucharlo a continuación.

[jwplayer file=”https://www.youtube.com/watch?v=sQH1_PTl6n8″ autostart=”false” mute=”off”]

La quinta y penúltima pista encierra truco. Interludio / Aurora contiene en su seno dos composiciones diferenciadas. Comienza con aire lento y ambiental, y pasado el minuto y medio salta en fuerzas hasta Aurora, texto sobre una mujer enlutada a la que se invita a abrazar la vida y no dejarse matar por el duelo. Se marca con dureza el tempo a través de la instrumental y regresan las palmas intermitentes.

Se cierra Rathaus con Berlín, completando así el viaje europeo de Montoya Thomas entre las dos capitales que pulsan en él. Danza la guitarra en una oda a la ciudad alemana y se intercalan frases en este idioma. Entrelaza la invitación con la metáfora del muro levantado y luego derruido para crear puntos de encuentro entre las personas.

‘Rathaus’ nos trae sonoridades alegres y suficientes, que no pesan al oídoParte del mérito del nuevo trabajo de Montoya Thomas reside en la autogestión. Él se lo guisa y él se lo come, en tanto ha compuesto y grabado guitarras, bajo, baterías programadas y letras. Cuenta a Miusyk que Rathaus supone el término de dos años de prueba y error en su estudio casero, entre mezclas y masterizaciones propias. Eso sí, José Fernández firma el arte que veis al inicio de esta reseña.

Rathaus nos trae sonoridades alegres y suficientes, que no pesan al oído. Puede escucharse a través de la página de Montoya Thomas en Bandcamp, descargarse desde ahí de manera gratuita, donar a su causa artística e incluso hacernos con el CD físico en digipack y sin libreto por seis euros. Como para pensárselo.

  1. Madrid
  2. Pies fríos
  3. Tupper
  4. 43210
  5. Interludio / Aurora
  6. Berlín

Bandcamp | Montoya Thomas
Vídeo | Canal oficial de Montoya Thomas en YouTube


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.