The Beatles, conoce cómo McCartney quiso salvar al grupo en 1969

The Beatles, conoce cómo McCartney quiso salvar al grupo en 1969

Escrito por: David López   @FyDescritura    5 enero 2016     Sin comentarios     3 minutos

The Beatles editaban a finales de 1968 su White Album en el que cada músico había creado a su antojo las canciones sin apenas ayuda del resto. McCartney consideraba que había que volver a los inicios del grupo y editar un disco que recogiera ese espíritu.

The Beatles editaban a finales de 1968 su White Album en el que cada músico había creado a su antojo las canciones sin apenas ayuda del resto. McCartney consideraba que había que volver a los inicios del grupo y editar un disco que recogiera ese espíritu.

Según cuenta Paul en Anthology, “la idea era grabar un disco que se llamara Get Back. Editarlo tal cual. También queríamos que se nos grabase ensayando, tocando, uniéndonos y finalmente dando un concierto. Pensábamos mostrar cómo era todo el proceso. Tenía una idea para la escena final, que iba a ser como un gran travelling de la cámara para luego aparecer ya tocando en directo”.

El 2 de enero de 1969 comenzaron a ensayar en los londinenses Twickenham Film Studios. Tocaron “Don´t let me down”, “I´ve got a feeling” y “Two of us” así como varios clásicos del rock. Lennon no tardó en dar su opinión sobre esta experiencia.

“Somos perezosos y hemos estado tocando juntos durante veinte años. Somos adultos, no nos vamos a sentar a ensayar. Pusimos en común varias canciones y nadie se implicó. Fue una sensación bastante negativa el saber que te estaban grabando todo el tiempo, quería que se fueran. Llegábamos a las ocho de la mañana y no podíamos tocar. Era extraño que te filmasen y todo eso de las luces de colores”.

Harrison decidió irse del grupo aunque volvió a los cinco días. Nadie le hizo caso en sus peticiones salvo en la que exigía que no se grabara el concierto en directo. Recogieron sus bártulos y se marcharon al recién estrenado estudio de Apple Corps pero esto no sirvió para arreglar el problema.

La banda había contratado a Alexis “Magic Alex” Mardas, que llevaba la sección de electrónica de Apple, para crear un estudio mucho mejor que Abbey Road. Mark Lewisohn recuerda en The Beatles Recording Sessions: The Official Abbey Road Studio Session Notes 1962-70 que “Abbey Road tenía una mesa de ocho pistas y el de Apple tendría setenta y dos. También prometió que iba a instalar unos altavoces y una “barrera sonora” para que el trabajo fuera más rápido”.

Lo que Mardas construyó fue algo totalmente inútil. George Martin tuvo que llamar a Abbey Road para que les mandasen dos mesas de cuatro pistas. La mesa que creó Mardas se vendió por cinco libras. Hasta el 22 de enero no comenzaron The Beatles a grabar sus canciones.

Ahora filmarían la grabación del disco. La incorporación de Billy Preston y su piano eléctrico sirvió, según Harrison, “para cortar el hielo entre nosotros”. En unas semanas el disco estaba terminado. Paul decidió que había que dar un concierto en el techo del edificio Apple y así se hizo. La contención entre todos desapareció en un show que ya es historia y que Lennon cerró con esta frase, “Me gustaría daros las gracias a todos en nombre del grupo, espero que hayamos pasado la prueba”.

Vía | Ultimate Classic Rock


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.