24 agosto 2010 Curiosidades, Pop, Rock

bob-dylan.jpg

Bob Dylan ha comentado que ya está harto de que los míticos gastos de gestión supongan un considerable aumento en el precio de las entradas a los conciertos. Como sabéis, estos gastos van en proporción al precio de la entrada, los sistemas de venta anticipada de entradas exigen este impuesto revolucionario y Dylan ha dicho que se acabó este sistema para sus conciertos.

Para el próximo concierto del artista en The Warfield, San Francisco, que se celebrará el próximo 25 de agosto no habrá venta anticipada. Sólo se podrá comprar la entrada como antiguamente, en la taquilla y en metálico. Para evitar la reventa sólo se venderá una entrada por persona.

Sólo se permitirá que los fans hagan cola ante la taquilla del citado local desde las 12 de la mañana. Las puertas se abrirán a las cinco y media y el show empezará a las ocho. David Lefkowitz, el promotor, comenta que “Esto es un soplo de aire fresco ya que los gastos de gestión no son para el promotor, la empresa que vende entradas no colabora en los gastos y gana dinero a costa del trabajo de otros”.

De esta manera esperan recaudar 135.000 dólares de los que Dylan se llevará su caché y el promotor podrá pagar directamente al personal sin esperar a que la empresa de las entradas le envíe el dinero a posteriori. Nos parece una gran idea ya que todos hemos vivido alguna que otra historieta con entradas que nos gustaría devolver y que no nos lo permitían por no haber pagado un seguro o bien si nos han devuelto el dinero se han clavado los gastos de gestión. Ojalá muchos artistas hicieran lo mismo o al menos se vendieran las entradas como antiguamente, a su precio y en las tiendas de discos.

Vía | NME

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *