‘Cometas por el cielo en directo desde América’ de La Oreja de Van Gogh: las dos caras de la misma moneda

‘Cometas por el cielo en directo desde América’ de La Oreja de Van Gogh: las dos caras de la misma moneda

Escrito por: Francisco Reina   @AltFloyd    12 noviembre 2012     Comentario     4 minutos

Crítica de 'Cometas por el cielo en directo desde América', el último CD+DVD de La Oreja de Van Gogh. En él se nos ofrecen dos conciertos, uno en Argentina y otro en el Pepsi Center de México D.F.

Hace poco tiempo que salió al mercado, pero Cometas por el cielo en directo desde América (Sony Music) se ha convertido ya en un documento imprescindible para los seguidores de La Oreja de Van Gogh. El trabajo cuenta con un CD y un DVD, y sobre este segundo recae la mayoría del interés. Tras visualizar su contenido, estas son nuestras impresiones:

En el apartado audiovisual encontramos dos conciertos grabados en directo: uno en México D.F. en el Pepsi Center y otro en Argentina, en las ruinas de la ciudad sagrada de Quilmes (Tucumán). El primero de ellos se produjo ante un entregado público, mientras que el segundo muestra a una banda más intimista, al actuar sin seguidores enfrente, en un paraje semi desértico.

Comencemos con nuestros hermanos argentinos. Esta parte del DVD comienza con el grupo ofreciéndonos sus impresiones sobre la tierra que pisan, para acto seguido dar inicio al concierto con Día cero y Las noches que no mueren. Actúan sobre una pequeña tarima instalada en mitad de un promontorio donde la perspectiva nos muestra montañas al fondo y una escasa vegetación en las inmediaciones, formada en su mayoría por especímenes de cactus autóctonos.

Pronto nos percatamos de un fallo en la grabación, que a cada cambio de planos ofrece una iluminación diferente, creando una sensación de extrañeza y desconcierto en el espectador, que cree demasiado artificial el montaje. Entre tema y tema aparece uno de los miembros de La Oreja de Van Gogh para matizar opiniones y sentimientos de la formación.

El vestuario lo componen camisas negras o camisetas de la misma tonalidad en los varones, mientras que Leire viste una chaqueta oscura con las siglas ‘LOVG’ en la espalda. Más adelante la vocalista se desprenderá de ella para mostrar brazos y hombros. Pese a lo reducido de la tarima, los cinco miembros se desenvuelven en ella, en especial la cantante, que derrocha agradables gestos ante las cámaras.

Lo más reseñable de este experimento, solitario por la falta de público, es el minimalismo que consiguen imprimir en el documento, regalando intimidad al espectador. El cúlmen de esto que narro llega con la canción Paloma blanca, en que toman asiento, lo cual no siempre es habitual en una banda de pop-rock. En contraposición, La niña que llora en tus fiestas se convierta en la composición más dura si hablamos de lo musical. Tras Cometas por el cielo se nos muestra el personal de grabación, en mudo homenaje.

La otra cara de la moneda es el concierto en México. Ante un auditorio con todos los asientos ocupados (sí, asientos) da inicio el tiempo de los vascos con un espectacular juego de luces y sombras. Dos pantallas gigantes muestran a los más alejados del auditorio lo que se cuece sobre las tablas.

Leire salta a escena con un provocativo vestido negro de tirantes, falda, medias, tacones y un brillante guante. Entre el respetable destacamos la entrega, coreando cada canción, además de que vemos mucho móvil grabando y tomando fotografías de la banda. Tanto durante Mi calle es Nueva York como en La niña que llora en tus fiestas el público saltó sin cesar.

Los planos del vídeo son cortos y se ofrecen buenas transiciones entre unos y otros. Justo antes de interpretar Muñeca de trapo podemos ver en vídeo el inicio de este tema, que enlaza con la voz de Leire sobre el escenario, en una cuidada puesta en escena. A modo de curiosidad, me sorprendió ver banderas de País Vasco entre los asistentes.

Como anunciábamos en el titular, este Cometas por el cielo en directo desde América se ve marcado por una dualidad entre un concierto personal y otro de estadio, de multitud, dejando claro que La Oreja de Van Gogh no son para nada una banda de pop plana, sino que pueden ofrecer distintas versiones de sí mismos dejando satisfacción en todas ellas. Este es, a nuestro juicio, la principal virtud del DVD, amén de continuar con la tradición del grupo de lanzar un documento audiovisual cada varios años.

La edición física merece también loas. En un formato en cartón duro de dos discos (uno para el CD y otro para el DVD) con doble apertura que forma tres cara cuando se despliega, este trabajo cuenta con un libreto a todo color y satinado de 12 páginas con imágenes de ambos conciertos, el listado de canciones de que disco, una gran fotografía central y los créditos, reconocimientos y agradecimientos. Como digo, una edición exquisitamente cuidada que no defrauda en absoluto, más bien al contrario.

Recordad que estuvimos con la banda hace poco, y que os contamos en este artículo todas sus novedades (la fotografía que ilustra esta crítica fue tomada en dicha rueda de prensa). Os dejamos el trailer de este trabajo, para que os hagáis una idea más precisa aún de su contenido:

Vídeo | Canal oficial de La Oreja de Van Gogh en YouTube

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.