25 julio 2011 Festivales, Noticias, Reggae, Rock

Ante la falta de eventos de este tipo por el sur, y recogiendo también a no pocos andaluces con ganas de festival tras dos años de ausencia del añorado Extremúsika, el Festival Al Rumbo 2011 que acogió Chiclana este fin de semana se antojaba una cita interesante.

Y lo cierto es que, en su segunda edición, Al Rumbo no ha decepcionado, sino todo lo contrario, de manera que se espera que en sus próximas ediciones vaya a ‘más y mejor’, como diría Rockberto Tabletom.

De esta forma, con una entrada más que destacable, y todas las plazas del cámping vendidas, Al Rumbo 2011 acogió a un público que, ya fuera por ver a Los Delinqüentes o a Narco, y de más o menos edad, disfrutó de lo grande con la variedad de grupos y propuestas que pasaron por el evento, que comenzó con los Niños Velcro haciendo entrar en calor al respetable.

Luego llegaría el turno de Albertucho, que salió al escenario de lo más guerrero anunciando que traia ‘una poquita de rock’n’roll’ y desgranando algunos de los temas de su nuevo disco, Palabras del Capitán Cobarde, mezclados con otros clásicos de su repertorio y sus reflexiones sarcásticamente lúcidas. Para el final, se sumaría a la banda de Albertucho Diego el Ratón, aportando unos impecables solos a lo Prince en Enganchado y luego interpretando junto al Canijo El cuento del que no limpia el fregadero.

Tras él vino la actuación de Fuel Fandango, cuya arriesgada propuesta, tan bailable como castiza, fue bien acogida por un público deseoso de seguir la fiesta. Aunque más ganas había aún de ver a Los Delinqüentes, que se presentaron en Al Rumbo de la mano de un eléctrico Tomasito y pusieron toda la carne en el asador. Logrando como pocos que cada concierto sea distinto, Diego y el Canijo prestaron atención a su último disco aunque sin dejar de lado sus éxitos y por supuesto el tema Chiclana, imprescindible en esta cita.

Tampoco faltó el recuerdo para el Migue, siempre presente, ni versiones para los que querían sorpresas: nada menos que Get Up Stand Up de Bob Marley, La Ramona de Esteso y Agradecido de Rosendo mezclada con Camino de los Bares, temas que como cabría esperar fueron bailados por la multitud con las mismas ganas que sus composiciones. Como colofón, la Kinky Beat continuó, aunque en otros términos, la fiesta centrándose en su último disco (hay quien echó de menos alguno de sus clásicos) antes de dar paso a DJ Dagger.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Crónica del Festival Al Rumbo 2011 (II) 26 julio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *