10 enero 2017 Entrevistas, Hard Rock, Rock

asha

Kike G. Caamaño y Jacob Poulsen son los componentes de Asha. La banda lleva treinta años de carrera y sigue insistiendo en seguir por un camino que no les ha llevado al reconocimiento masivo pero sí a poder mirarse al espejo con dignididad y a escuchar sus discos con orgullo. Hablamos con el legendario guitarrista y multiinstrumentista Kike G. Caamaño que nos comentó todos los detalles de su nuevo trabajo discográfico.

-Ante todo gracias por responder a esta entrevista para Miusyk. Antes de entrar en materia, ¿Qué balance haces de Emotional Intelligence tu disco anterior?

Lo primero es agradeceros de nuevo vuestro apoyo e interés hacia mi música, muchas gracias por ello y por de nuevo querer hacernos una entrevista. Emotional Intelligence ha funcionado verdaderamente bien, ha habido mucha complicidad por parte de los medios que lo han tratado genial. Las radios no sólo han puesto los singles de promo sino que han pinchado temas muy diversos del disco por lo que se agradece el que lo hayan realmente escuchado y hayan decidido dar cabida también al resto del material y no sólo a los singles. Las reviews han sido muy buenas, Emotional Intelligence ha sido considerado en muchos medios como uno de los mejores discos del año así que el balance es realmente ¡más que positivo!.

-Entrando ya en el comentario de Dysfunctional Technocracy nos percatamos de que el disco se basa en un concepto similar al que bandas como Voivod, en su momento, plantearan para discos como Nothingface. ¿Qué idea es el denominador común de las letras de las canciones incluidas en el álbum?

Como reza en la hoja de promoción, Dysfunctional Technocracy (Tecnocracia Disfuncional) se enmarca dentro de un plano socio-político en un mundo cada vez más mediático, con gran variedad de opiniones y puntos de vista, diferentes principios y métodos que normalmente fallan en exactitud y faltan en soluciones globales, unificadas para crear una sociedad en orden, con cierta jerarquía impuesta por el poder y con la consecuente contradicción en resultados. En todo este entorno se desarrollan muchos de los temas del álbum y a su vez también en su portada, diseñada por Jacob A. Poulsen (cantante del grupo), donde se puede apreciar diferentes pirámides que representan poder en orden de arriba hacia abajo. La disfunción de ese orden hace que esa jerarquía deje de ser válida por lo que queda invertida. De ahí la contradicción en la yuxtaposición de las pirámides inversas. Reflejar la obra con blanco y negro, como tonos principales, es precisamente para hacer hincapié en lo opuesto. Dándole un toque de color, la obra deja entrar una esperanza, como en el titulo escrito a mano, con una letra casi ilegible pero a su vez suficientemente intuitivo como para dejar una puerta abierta al optimismo. En este contexto se desarrollan muchas de las letras de las canciones. Y por cierto, me encanta el Nothingface de Voivod, me pareció en su día muy interesante y diferente.

-En el disco hay pinceladas de Blackmore, fraseos a lo Geddy Lee, mucha influencia de Zappa, toques de Mustaine, algo de progresivo clásico y moderno e incluso toques de Van Halen. Estos guiños sonoros ¿te surgen durante la composición o son juegos con el oyente más experimentado?

Todos esos músicos han sido influencias para mí, y por supuesto otros muchos más en diferentes estilos, desde el rock más contundente al jazz más vanguardista por lo que supongo que al ir absorbiendo todas esas músicas al final , al crear nueva música salen y se plasman en los temas. Siempre he sido muy ecléctico, me han gustado muchos tipos de canciones muy diferentes y no he tenido ningún prejuicio a la hora de escuchar y no me importa si es un tema de tal o cual artista, si es pop, country, heavy o clásico…. si me gusta, me gusta y punto, es lo grande de la música. Por supuesto que tengo mis favoritos pero también soy oyente de canciones, me gustan mucho canciones aisladas de grupos. Esos guiños son parte de mi formación musical, y lo bueno de todo esto es que siguen surgiendo bandas muy talentosas y especiales que hacen despertar en mí las ganas de seguir creando. Supongo que por todo esto al hacer mis propias canciones surgen todas esas pinceladas que recuerdan a todos esos artistas.

-Escoge, por favor, tus cuatro temas favoritos del disco y justifica cada elección.

Me pones en un aprieto, y como diría Julio Iglesias…”¡Y lo sabes!” jajaja. Pero lo voy a intentar. Sin especificar un orden te diría “ King Of Empty Words”, por su compleja estructura e instrumentalización. Son 17 minutos donde he ido poco a poco insertando piezas y riffs como si fuese un puzzle. Este proceso creativo me gusta mucho ya que es como un pequeño juego, ver cómo encajar piezas en otras tonalidades con giros para que tengan coherencia y ver que finalmente el resultado es un todo es algo que me divierte y me entretiene. “Right Man In The Wrong Place” tiene una letra muy definitoria del concepto del álbum y Jacob está genial, ¡como en todo el disco!
“Soon” obviamente también entraría en esta lista porque es un canto a la vida y un homenaje al nacimiento de mi peque Sofía y de la peque de Jacob, Martina, que se llevan un par de meses. Son de esas composiciones que al final piensas que ha sido un regalo del de arriba por haberme inspirado y plasmar un mensaje tan personal como es esa dedicatoria con una música que, a mi parecer, le va perfectamente. Por último está “Made In Error” por su ritmo “cabalgante”, su hiriente letra y sus cambios muy típicos de Asha. Hoy elegiría estas cuatro pero seguro que si me preguntas mañana lo más probable es que eligiese otros temas del disco, ¡jajaja!

-En entrevistas anteriores siempre hemos comentado el tema de llevar esta música a un escenario. Sabemos que no es nada fácil y que la idea no te atrae demasiado por una serie de cuestiones. ¿Sigues pensando igual? ¿Habría alguna posibilidad de grabar algo aunque fuera en falso directo como hacían algunas bandas en los ochenta?

Sigo viendo el panorama aún herido, y esas heridas siguen abiertas. No hay mucho apoyo a la música en directo, y digo a la música en mayúsculas, a la que quieras hacer personalmente. Yo por ejemplo podría tocar en varios pubs de aquí siempre y cuando haga versiones específicas pero no me dejarían hacer estos temas en directo en muchos de esos bares o salas. En festivales pueden incluirte y dejarte hacer lo que haces pero no suelen ser muy rentables, al igual que si contratas tu sala pero el problema es que la gente parece también no estar muy interesada en moverse para ver este tipo de conciertos. A la mayoría les va más las grandes apuestas con mucha parafernalia o con gente que esté de moda ir a verlos en directo. Por otro lado las condiciones que imponen las salas en muchos casos no son las más idóneas, perder dinero es muy fácil. Tengo a muchos amigos músicos que tienen ya un circuito hecho con mucho esfuerzo durante muchos años y aún así lo pasan mal pero para bandas que estén empezando es mucho más complicado. En mi caso y con mi música tan personal y a veces muy enrevesada es difícil…pero ¿quién sabe? Lo del play back no lo veo yo claro….¡jajaja!

-En el mundo del rock hay una serie de verdades admitidas por el vulgo que no siempre es consciente de las mismas. A saber, que Iron Maiden son seis, que Neil Young no sabe tocar la guitarra, que Kirk Hammett ignora cómo funciona el pedal del wah-wah y que Robert Smith es uno de los guitarristas más infravalorados de la historia. Yo añado una más, que Kike G. Caamaño es un genio al que el público descubrirá demasiado tarde. Aparte de por darle rienda suelta a tu creatividad y ser una especie de terapia, ¿te merece la pena seguir editando discos a pesar del poco reconocimiento, a gran escala, de los mismos?

Jajaja, ¡qué buena intro! Muchas gracias por tus inmensas palabras… He de decirte que actualmente la venta de discos no da dinero, al menos en el ambiente en el que me muevo. Ya sabemos que las compañías discográficas están desapareciendo, las ventas son muy pobres, no hay apenas tiendas de discos… etc. La tirada que solía hacer es imposible hoy en día sacarla a flote por lo que hago tiradas menores. Gracias a la edición digital la gente escucha tus obras pero también el mercado está muy saturado de bandas, hecho que es muy positivo pero también repercute en el hecho de no poder estar al día con tantas ofertas, no hay tiempo. Estoy contento de que mis discos tengan tanta repercusión entre los medios y que tengan tantas alabanzas, eso ya es el mejor de los premios. ¿Da para vivir? En mi caso para nada pero soy consciente de que es una música muy personal y que no es fácil para la mayoría y aún así los discos funcionan muy bien y están muy bien considerados, y hay gente que está interesada en saber qué pienso con entrevistas como ésta, así que no me quejo, no hago caja pero soy feliz con todo lo que mi música genera en otros ámbitos. Mientras tenga inquietudes que plasmar y a una sola persona interesada en mis canciones seguiré haciendo música, incluso seguiré si no le interesa a nadie!

-¿Planes para 2017?

En este 2017 Asha va a cumplir 30 años de existencia y tengo pensado editar videos que recopilarán imágenes de toda esta trayectoria así como alguna que otra edición especial remasterizada de alguno de los discos al completo con temas inéditos. Son ideas que iré desarrollando en estos primeros meses del año para, después de verano hacer el aniversario. Y también material nuevo. Una gira también estaría bien, ¿verdad David? ¡Jajaja! Pero ya sabes….es complicado….

-De nuevo gracias por responder a nuestras preguntas. Si quieres añadir algo, ahora es el momento.

Darte las gracias personalmente de nuevo por esta entrevista y a Miusyk por dar cabida a mis músicas y apoyar a la música en general. Gente como vosotros sois un pilar muy importante para bandas como nosotros, gracias por seguir ahí…. sabemos lo difícil que es también mantenerse a flote en vuestro campo. ¡Salud y R&R!

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *