17 diciembre 2012 Curiosidades, Hard Rock

Geoff Tate tiene clarísimo que sus excompañeros de Queensryche son los menos adecuados para hablar de nada. En declaraciones a Uber rock ha llegado a reconocer que “no sabrían encontrar ni la apertura de una bolsa de papel”.

Jamás he visto a gente más cobarde. Recuerdo que le escupí en la cara a Scott Rockenfield, el batería. Eso es un gesto antiguo de desprecio y ellos no le dan importancia. En otros países como Irlanda no tardarían demasiado en pegarte una paliza si haces eso”.

“Me gustaría que la gente recordara a Queensryche de una forma elegante. Siempre me he encargado de hacer las entrevistas, de decirle a todo el mundo que somos un grupo de amigos que tocamos, que nos llevamos bien y todo eso. La pena es que hayamos terminado así”.

“Creo que habría sido mucho mejor lavar la ropa en casa y no haber montado todo lo que hemos montado a lo largo de estos meses. El punto final a la banda ha sido bastante triste. Jamás me imaginé que terminaríamos así y me siento muy humillado por su forma de actuar” .

Lo que sí nos gustaría comentar es que el propio Tate ha sido uno de los encargados de emborronar la historia del grupo declarando las animaladas que ha declarado en estos meses. Sea como sea, el futuro decidirá quién se lleva el gato al agua y a quién apoyan los fans. Tate ya ha sacado su disco en solitario. Esperemos a Queensryche y escuchemos su trabajo para decidir.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *