31 marzo 2012 Blues, Hard Rock, Noticias, Rock

Gregg Allman sigue promocionando sus memorias, My cross to bear, que se publicarán el próximo 1 de mayo. Tal y como os comentamos en un post anterior, el músico quiere analizar todo lo vivido por su familia incluyendo la tragedia y el éxito.

Recientemente, en declaraciones a Ultimate Classic Rock, el músico ha querido especificar que no sólo va a centrarse en la desgracia sino que “prefiero optar por el humor y quedarme con lo divertido”.

“Se han escrito muchos libros sobre los Allman Brothers y creo que mi mejor opción era comentar lo que nadie sabía hasta el momento. Varias anécdotas fueron muy divertidas y por eso he decidido incluirlas en el libro”.

Pero Gregg no pierde ni la ilusión por seguir siendo músico ni las ganas de seguir siendo un niño. “Mis primeros conciertos los daba por seis dólares la noche y me consideraba un “profesional”. Luego me convertí para algunos en un mito pero prefiero seguir siendo una persona normal que quizás sí tenga algunas cosas de ese mito que otros han creado”.

“Aunque el grupo lleva mi nombre ahora, un grupo significa precisamente eso, un conjunto de personas que tocan juntas y que sacan cada concierto adelante todos juntos. Tanto es así que si me muriera ahora mismo sería muy triste para mí perder a un miembro del grupo”.

Humor, kilómetros recorridos, horas de blues rock y elegancia no le faltan. Seguimos echando de menos a este tipo de músicos en el panorama actual del rock pero al menos nos quedan estas leyendas para seguir disfrutando.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *