26 agosto 2016 Hard Rock, Noticias

Lemmy-Statue

Dicho y hecho. Los dueños del Rainbow bar en Los Angeles querían honrar a uno de sus mejores clientes y leyenda del rock con una estatua que demostrara la recíproca admiración que sentían. Ayer mismo se inauguró la estatua que ya ha provocado miles de comentarios en las redes sociales.

El evento se retransmitió en streaming y tuvo espectadores de todos los países del mundo. Travis Moore, el escultor, fue el encargado de inaugurar su obra. Se trata de una escultura a tamaño real en bronce que han pagado los fans y los amigos del artista fallecido en diciembre.

Todd Singerman, manager de Motörhead, y Cheryl Keuleman, novia de Lemmy, atendieron, junto al hijo del músico, a todos los fans que hicieron una larga cola para ver esta estatua por primera vez. Singerman comentó que “para mí Lemmy está al nivel de Johnny Cash o de The Beatles. Era real, no hacía pachanga. Estaba en el escenario como si estuviera en su casa. A ver si encuentras a alguien que haga eso hoy en día”.

La novia de Lemmy comentaba que “el lugar para poner la estatua es el más apropiado porque este bar era como su casa. Uno de los peores temores de Lemmy era que la gente se olvidase de él cuando falleciera. Ahora es inmortal. Nadie se olvidará de él porque era dios. Era un hombre, pero era dios”.

Miembros de Quiet Riot, Pantera, LA Guns, King’s X y Butcher Babies, entre otros, tocaron veinte canciones en el Whisky A Go Go como homenaje al antedicho. Esperamos vuestra opinión sobre la estatua. Abrimos los comentarios.

Vía | Team Rock

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *