8 diciembre 2015 Hard Rock, Noticias

neil-peart

Neil Peart, batería de Rush, no es sólo el mejor batería de la historia del rock sino una persona con muchas inquietudes tal y como ha demostrado en sus novelas y en sus declaraciones. En plena marejada sobre el futuro de su banda Rush, el músico ha confirmado que se retira.

Geddy Lee ya venía comentando que era complicado ponerse de acuerdo respecto al futuro del trío canadiense. El propio Peart ha querido comentar cómo se encuentra con las siguientes palabras.

“Recientemente mi hija Olivia me presentó a varios amigos de su colegio. Ella decía: “Es mi padre, es un batería retirado”. Fue bastante divertido escuchar eso y no me duele el reconocer que, como les pasa a muchos atletas, llega un momento en el que lo mejor es dejar de hacer lo que haces. Creo que ha llegado el momento de afrontar lo que comentamos en nuestra canción “Losing it” cuando decimos que “peor que verlo morir es no haberlo conocido”. Así es”.

Neil siempre ha comentado que quería pasar más tiempo con su familia. Tras las trágicas muertes de su hija y de su primera mujer a finales de los años noventa, Neil se casó en el año dos mil y tuvo, en 2009, una hija con su nueva mujer. La forma de tocar de Neil es bastante física y estar en cada concierto tres horas golpeando el kit con la energía que suele mostrar es duro para cualquiera.

Pero aún más para un músico de sesenta y tres años que sufre tendinitis crónica. No sabemos si dejará también de escribir letras o sólo de tocar. Lo que sí tenemos claro es que tras cuarenta años de rock sólo nos queda desearle un feliz retiro y agradecerle su trabajo. Larga vida a Neil Peart.

Vía | Consequence of Sound

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *