4 octubre 2010 Entrevistas, Hard Rock, Rock

peter-criss-3.jpg

Peter Criss, The Catman, siempre fue el batería de KISS. Los discos más clásicos de la banda cuentan con su base rítmica. Los problemas con el alcohol provocaron su salida del grupo en 1980 cuando fue sustituido por el enorme Eric Carr y tras la muerte de éste por Eric Singer. En el 96 volvió a KISS para ya volver a irse de malas maneras, tal y como explica en esta entrevista, y caer enfermo de cáncer de pecho.

Tras haber superado esta enfermedad ha querido explicarles a los hombres que “Nada de hacerse el tipo duro o decir que esto se quitará con el tiempo. Debéis ir a haceros una mamografía para que se compruebe si tenéis o no este tipo de cáncer que también afecta a los hombres”.

En lo referente a su labor profesional comenta que “Ahora mismo estoy escribiendo mi biografía y también pienso componer un disco de rock. El cáncer no me va a afectar a las letras ya que no considero lógico escribir letras demasiado profundas o tristes”.

Sobre el regreso de KISS a los escenarios con Eric Singer maquillado como él dice que “Ponen a dos clones sobre el escenario. Uno de Ace Frehley, guitarrista, y otro mío. Qué pretenden ¿que a los 70 me siga poniendo mallas y pintándome la cara? No me apetece hacer eso”. Sobre esta última frase deberíamos recordarle que en TODOS sus discos en solitario ha salido con la cara maquillada y que sigue mordiendo la mano que le ha dado de comer durante toda su vida.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *