Slash se divorcia de su mujer Perla Hudson

Slash se divorcia de su mujer Perla Hudson

Escrito por: David López   @FyDescritura    31 diciembre 2014     Sin comentarios     1 minuto

Slash ha presentado una demanda para divorciarse de su mujer, durante estos últimos trece años, Perla Hudson. "Diferencias irreconciliables" es el motivo alegado por el guitarrista para emprender esta nueva etapa en su vida. Os contamos su historia a continuación.

Slash ha presentado una demanda para divorciarse de su mujer, durante estos últimos trece años, Perla Hudson. “Diferencias irreconciliables” es el motivo alegado por el guitarrista para emprender esta nueva etapa en su vida. Os contamos su historia a continuación.

El propio guitarra comentaba, en una entrevista realizada en 2010, que “la conocí tras una fiesta en Las Vegas. Me atrajo mucho pero no quería tener una relación. En 1997 nos encontramos de nuevo y comenzamos la relación. Nos encantaba ir a fiestas aunque ella siempre ha sido más dura que yo. Entrábamos en un local y ya sabías que habría problemas”.

“Me gusta estar tranquilo pero a ella no tanto. No me gusta llamar la atención pero a ella le encanta. No es que seamos tan estúpidos como Sid y Nancy pero en alguna ocasión ha venido la policía y hemos tenido problemas”. En 2011 la pareja renovó sus votos matrimoniales en Ibiza. Se prometieron lealtad y fidelidad.

El propio Slash reconocía que “siempre pensé que estaría soltero toda mi vida, al tener mi segundo hijo me dí cuenta de que tenía que sentar la cabeza pero siempre pensé que no era vida para mí, casi siempre estaba de viaje”.

Ahora el músico afronta lo que puede ser una dura etapa. Como músico tenía planes de editar algo nuevo en breve. Este tipo de historias puede provocar que Slash aparezca en los medios más de lo merecido y por motivos ajenos a su música. Esperamos vuestros comentarios al respecto de esta noticia.

Vía | Blabbermouth

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.