21 noviembre 2014 Hard Rock, Noticias

Steven-Adler

Los primeros Guns n’ Roses reventaron de éxito pero Steven Adler estuvo a punto de hacerlo físicamente. Hasta este mismo año no ha optado por dejar el alcohol y eso que hasta los médicos le han aconsejado en multitud de ocasiones que lo deje. El batería comienza así una nueva etapa en su vida.

Adler ha declarado que “ahora sí me preocupo por mí mismo, llevo varios meses con un programa para quitarme del alcohol y funciona. Llevo nueve meses sin beber y quiero lograr un año limpio de alcohol. En 2015 volveré a formar mi grupo y quiero presentar en directo nuestro disco Back from the dead, es muy interesante el poder hacerlo y tener una nueva vida”.

Desde 2008, cuando fue detenido por posesión de heroína, lleva Adler intentando salir del infierno de sus adicciones. El músico apenas ha logrado su objetivo y en 2013 ya tuvo que cancelar su gira debido a estos mismos problemas. Tras ser despedido de Guns n’ Roses en 1990 por sus adicciones cayó en una profunda depresión que aumentó el problema.

En su biografía comentaba cómo fueron los años en los que tocaba la batería en la banda más poderosa del planeta. Luego vinieron los locales para quinientas personas, el descrédito, la bajada de popularidad y todo lo que supone ser una estrella del rock caída del firmamento. Ahora quiere volver a salir de las drogas, esperemos que esta vez lo logre y que empiece una nueva etapa vital.

Vía | Blabbermouth

Síguenos en Twitter

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *