21 noviembre 2016 Heavy Metal, Noticias

TonyIommi

Black Sabbath colgarán sus instrumentos en febrero de 2017, Los rigores de la edad y de la salud de sus componentes ha marcado este final que estaba destinado a ser una herida de muerte en el corazón de muchos aficionados al metal. Pero no todo está perdido, el gran Tony Iommi ha declarado que puede haber algo de luz al final del túnel.

El guitarrista ha comentado que “no quiero dejar de tocar. Lo único que dejo es las giras. Tiene que llegar ese día en el que te vas. Llevamos cincuenta años en esto, creo que hay que echarle un vistazo a lo que hacemos”.

Iommi, con linfoma desde 2012, comentó también que “fue difícil ese diagnóstico porque habíamos editado nuestro último disco. Pensé que iba a estar un año más en esto y se acabó. Quería hacerlo y la gente se dio cuenta de lo que pensaba. Trabajamos en mi casa, en mi estudio porque estaba con el tratamiento. No podía volar y tenía que permanecer en Inglaterra. Todo el mundo vino a mi casa”.

“Entre sesión y sesión me daban tratamiento y tenía que ir a radioterapia a diario. Perdí peso y todo fue horrible pero seguí como si todo fuera normal. Cada seis semanas seguía sometiéndome a tratamiento pero hicimos la gira. Todo funcionó bien”.

“Ese disco fue emocional para todo el mundo porque pensaba que había que darle intensidad a las canciones, podrían ser las últimas que grabara. Grabábamos en Los Angeles, me volvía a Inglaterra y teníamos que seguir grabando”. De su futuro como músico comenta que “cuando se termine Sabbath no se cómo lo voy a tolerar. Toda mi vida ha girado en torno a la banda. Que conste que hacer un concierto aquí o allí está bien, lo que no puedo hacer es una gira continua. No descartaría tocar en Download por ejemplo o hacer otro disco, el problema para mí es viajar”. Con esa esperanza nos quedamos.

Vía | Blabbermouth

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *