Robert Trujillo recuerda sus primeros días en Metallica

Robert Trujillo recuerda sus primeros días en Metallica

Escrito por: David López   @FyDescritura    7 enero 2016     Sin comentarios     2 minutos

Robert Trujillo llegó a Metallica, como se puede ver en Some kind of monster, para sustituir al inmenso Jason Newsted. El músico provenía de Suicidal Tendencies y su forma de entender el negocio era bastante distinta a la de Hetfield y Ulrich. Ahora ha querido recordar cómo fueron esos primeros momentos en la banda.

El día que hizo la prueba para el grupo “fue surrealista pero cuando logras entrar en una banda así todo es extraño. Recuerdo que llegué tarde, como siempre, y ya está. La prueba duró dos días. El primer día yo estaba allí y no pintaba nada. Bob Rock había grabado el bajo de St. Anger y James, Lars y Kirk estaban en su burbuja. Me dijeron que me sintiera como en casa, que me relajara. Me metían en la cabina de control y escuchaba los nuevos temas pero eso era todo”.

“Cuando terminamos de trabajar nos quedamos Lars y yo y me invitó a tomar una copa. Nos tomamos unas copas en tres bares y nos fuimos a su casa. Eran las cinco de la mañana y no podía conducir en ese estado hasta donde estaba viviendo. Me quedé en su habitación para invitados. A las cuatro horas estaba en la cinta para correr y parecía que no me conocía de nada. Estaba sin resaca alguna y yo estaba fatal. Me dijo que nos fuéramos al estudio, me fui conduciendo tras su coche”.

“En ese momento estaban trabajando con Phil Towle, esa especie de entrenador como ellos le llamaban. Tenía una resaca tremenda y pensé que James lo último que necesitaba era a un mexicano borracho a su lado y ese era yo. Pensé que Lars me había puesto a prueba de esa forma. Él es un vikingo y me quiso probar así. Me fui al baño, me eché agua en la cara, me golpeaba para despertarme porque quería estar al cien por cien”.

“Salí del baño y llamé a mi técnico desde Suicidal Tendencies, que sigue conmigo en Metallica, y le pedí un bajo y un amplificador para tocar y salir así de la resaca. Tocamos “Battery” aunque estaba cerebralmente muerto. James me preguntaba cosas y sólo respondía idioteces. En la película se me ve con una camisa de Armani que no es mía sino de Lars, me la dio su mujer por aquel entonces”.

Curiosa anécdota. Esperamos vuestra opinión al respecto.

Vía | Blabbermouth


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.