13 abril 2013 Entrevistas, Hip-Hop, Rap

Duo Kie Francisco Reina Miusyk 1

Segunda parte de nuestra entrevista a Duo Kie. No, la fotografía no es la misma que en la primera parte (pero casi). Locus y Nerviozzo explican a qué suena Inferno, el por qué de ese dinamismo musical que vemos en el álbum. También indagamos en la faceta social de la banda, que parece salir reforzada en este nuevo plástico. Leed, leed:

¿Fue complicada la mezcla de estilos entre artistas?

Locus: Para nada. Teníamos una idea muy clara de lo que queríamos y ellos se adaptaron muy bien. Hubo más elaboración en el tema de Sôber por razones obvias: hay parte de la música programada por mí y otra parte tocada, lo cual significa un proceso más largo de “tú me mandas la melodía y sobre ella hago una secuenciación, luego te la vuelvo a mandar y le metes los instrumentos que faltan”. Pero la idea en sí surgió rápido.

También llama la atención el tema Luz negra, con una base dubstep…

Nerviozzo: … ¡mía!, por cierto. (risas)

… ¿cómo decidiste rapear sobre dubstep?

Nerviozzo: Ahora estoy muy metido en la electrónica, de hecho voy a sacar dos EPs dubstep que nada van a tener que ver con el rap. Nos pegaba en el disco, me puse a trabajar y salió algo interesante.

Locus: Nerviozzo ahora hace música como DJ Carcharodon. Va a sacar un disco digital que suena que te cagas, y le dijimos “tío, adelante”.

Nerviozzo: Como tantas cosas en la Historia del ser humano, empezó con un “¡coño! ¿y por qué no?”

Locus: El “¡coño! ¿y por qué no?” es una de esas frases que cambia la Historia. De hecho Hitler iba para pintor, y se dijo “¡coño! ¿por qué no invado Polonia?”, y a partir de ahí llegó la II Guerra Mundial y varias movidas.

Nerviozzo: Bueno, Hitler no era tan malo si lo comparas con el vodka del Carrefour, ¿verdad?

Pienso igual.

Nerviozzo: Piensas igual. Normal. (risas)

He tenido la oportunidad de escuchar el disco, y si lo comparamos con un De cerebri mortis más hardcore vemos que en este Inferno habéis experimentado más, es más variado. ¿Buscábais este resultado?

Nerviozzo: No, no. En absoluto.

Locus: Sí, sí lo buscábamos.

Nerviozzo: No, para nada.

Locus: ¿No? Ah, vale. (risas) Ahora en serio: la idea inicial era que fuese una continuación de De cerebri mortis. Pero cada disco intentamos que cambie mucho. Si oyes Barroco y después el 21 centímetros, no tiene nada que ver. Tampoco entre 21 centímetros y De cerebri mortis, pero este último ha sido el que más éxito nos ha dado, y dijimos “tío, esta es la línea, vamos a tirar por aquí”. Pero al final se nos ha ido de madre.

Nerviozzo: Se nos fue de las manos: “¿Qué hacemos con este cadáver?¿A quién llamamos?”.

Locus: Muchas guitarras, sonidos electrónicos… que no tienen nada que ver con nosotros, pero dijimos “¡vamos a hacer lo que nos salga de los cojones!”, no lo que la gente espera que hagamos.

La crisis política, económica y social está muy presente en este disco, lo que en otros álbumes no era tan habitual…

Locus: … la crisis está presente en todas partes.

Nerviozzo: De hecho diría que en este disco hemos tenido la oportunidad de profundizar aún más en temas sociales, pero no hemos querido. Todo el mundo sabe que hay crisis. No se lo recuerdes: ya lo saben.

Locus: Hemos procurado esquivar un poco el tema, no agobiar con ello. No mola que una persona que llega a casa después de pasar el día buscando trabajo y que ve que este país se hunde en la mierda. Esa persona que ve todos los días en las noticias que nuestros políticos son unos corruptos y que la mierda nos rodea por todas partes, no mola que se ponga un disco para relajarse un poco y oiga “no tienes trabajo, se está yendo todo a la mierda”. Hay que dejar a la gente respirar.

Obviamente hay temas en los que hablamos de esto porque no te puedes quedar callado. Con tener un mínimo de corazón y ojos para ver lo que está pasando no puedes callar.

¿A Duo Kie le está afectando la crisis?¿Notáis que os cuesta más llenar conciertos?

Locus: Como a todo el mundo. Lo que pasa es que nosotros somos cojonudos. (risas)

Nerviozzo: Ese es un detalle importante. (risas)

Locus: Pero sí. Por medidas como la subida del IVA. Antes todo lo relacionado con cultura, música y conciertos se tributaba a un 8%, y lo han subido a un 21%. Y por supuesto eso no se carga a los chavales: lo asumimos nosotros. Porque no puedes poner a tu público la entrada a 18 pavos. Te lo comes y es dinero que pierdes. Lo mismo con todo: los gastos que genera un concierto, la gente que cada día tiene menos dinero…

Continúa leyendo esta entrevista en su tercera (y última) parte.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Entrevista a Duo Kie: “Vi el último vídeo de Miss Caffeína y pensé ‘Joder, cómo escribe este tío’” (parte I) 13 abril 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *