Bruce Dickinson: «Entrar en Iron Maiden fue como subirse a una montaña rusa»

Bruce Dickinson: «Entrar en Iron Maiden fue como subirse a una montaña rusa»

Escrito por: David López   @FyDescritura    19 diciembre 2018     Sin comentarios     3 minutos

Bruce Dickinson ha querido repasar cómo fue su entrada en Iron Maiden y de qué manera cambió su vida artística.

Bruce Dickinson ha querido repasar cómo fue su entrada en Iron Maiden y de qué manera cambió su vida artística. Comienza el vocalista indicando cómo fue pasar de cantar en Samson a cantar en Maiden.

«Bien, déjame ver, si te lo puedes imagina, estaba jugando en un equipo de tercera división y al minuto siguiente estaba jugando en el Barça al lado de Messi. Me di cuenta de que tenía que ensayar bastante (risas)».

En lo que respecta a mantener los pies en la tierra tras convertirse en el cantante de Maiden, indica que su primer concierto con la banda fue bastante duro. «No hablo ya de tener los pies en el suelo sino de no poder abrir los ojos durante las primeras cinco canciones. Estaba aterrorizado para mirar al público. Sabía que estaban allí, pero era el cantante y eso era todo. Era mi trabajo y estaba trabajando con material antiguo por vez primea, pero comenzamos rápido a preparar The Number of the Beast»

«Creo que mi voz le permitió a la banda componer otro tipo de material. Esto lo hizo todo más fácil. No tenía que reinterpretar los temas de siempre. Tenía material nuevo para trabajar con él. Hicimos algunos conciertos de prueba para ver qué pasaba. Estuvimos en Italia para hacer cinco conciertos y fue la primera vez que salía del Reino Unido para cantar. No tenía experiencia. Fue muy interesante. Aprendí rápido».

«Le comenté a Rod Smallwood, manager de siempre de Maiden, que iba a ser un dolor en el trasero. Él me dijo que si me habían fichado era por contar con alguien que contribuyese con sus ideas. Ya con Piece of Mind tuvimos un número uno. Luego con Powerslave ya compuse muchos temas. Entrar en Iron Maiden fue como subirse a la montaña rusa más grande del mundo. Lo malo es que de las montañas rusas te bajas te vuelves a subir. Este primer viaje duró cinco años por lo que fue un chute de adrenalina que duró un lustro».

De su integración en el grupo comenta que «recuerdo que el primer día que fui a hacer la prueba para ver si me seleccionaban, fui a un local de ensayo. El cantante anterior todavía estaba con ellos, tenían 2 conciertos más que hacer con él. Pensé que el ambiente iba a ser extraño porque, obviamente, él no sabía que lo iban a despedir aunque el resto del grupo sí. No me sentía bien, llevaba como mi tarjeta del sindicato de cantantes (risas)».

«Aun así, fui a la prueba. Steve Harris llegó más tarde. Antes conocí a Clive Burr, a Dave Murray y a Adrian Smith. Comenzamos a tocar viejos temas de Deep Purple. Luego tocamos otras canciones que todos conocíamos. De repente, nos dimos cuenta de que a todos nos gustaba la misma música. Steve llegó y le dijimos ‘Hemos estado tonteando un poco, ¿qué hacemos?’. Me dijeron que me aprendiera cuatro canciones, tenían solo dos discos por lo que me las sabía todas de antes. Le dije que cuáles quería que tocáramos. Tocamos los dos discos enteros. Steve me dijo ‘¿Cuándo empezamos a trabajar juntos?’. Nunca tuve un problema con ellos». Bruce vendrá a Madrid, Teatro Rialto, el próximo 26 de febrero para presentar su libro. Entradas ya a la venta.

Vía | Blabbermouth


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.