Crítica de ‘La semilla’ de Bajo Mínimos (parte I)

Crítica de ‘La semilla’ de Bajo Mínimos (parte I)

Escrito por: Francisco Reina   @AltFloyd    14 enero 2012     Comentario     2 minutos

Primera parte de nuestra crítica del disco 'La semilla', del grupo de rap Bajo Mínimos. Versos duros e incisivos, muy recomendable para los amantes del hip hop hardcore.

Los madrileños Jompy, Isaac, Bodas y DJ Es.T, Bajo Mínimos, ya tienen en la calle desde hace algún tiempo su disco La semilla, lanzado por la discográfica BOA Music. Rap hardcore sin contemplaciones al que hemos podido darle una escucha al fin, después de haberlos entrevistado con motivo de la salida al mercado de este LP. He aquí el resultado:

La intro, que a su vez da nombre al álbum, consiste en un ejercicio de producción que mezcla scratches y estribillos en algo menos de dos minutos. Un dos, un dos es un buen ejemplo de lo que vendrá a continuación: ritmos rápidos y violentos, frases directas y contundentes. En Aberraciones entra en escena la primera colaboración del disco, el MC Legendario, para dar forma a un track pletórico, con un estribillo pegadizo y un ‘chillido’ de fondo que ofrece un toque siniestro en el tema. Científicos desangrados componen el contexto.

Las musas artísticas son las protagonistas de Inspiración, una ‘oda’ rapera al amor por la pasión creativa de los músicos y los placeres que ésta proporciona. El cambio de tercio en el estilo llega con la inclusión de Pipo Ti, miembro de Gregtown, en la canción Fight, donde imprime su reagge-rap en los estribillos y en el fragmento final.

Tras una teatral introducción la canción Se tuercen nos habla de la picardía de una niña de quince años que engatusa a sus profesores con sus encantos adolescentes, y de la connivencia y deseos prohibidos de éstos. Un tema para meditar, profundo, a caballo entre la crítica social y el reflejo de una realidad. Las crónicas de Luis Eduardo es un track extraño, que parece querer evocar el efecto de las drogas y los excesos sobre una buena base. Breve experimento.

Como el mármol fue el single de este La semilla, del que además grabaron un videoclip. Muy buen tema y muy buena base. Reivindiación del hardcore musical, “duros como el mármol”. Para escuchar una y otra vez en tu reproductor. Cuatro bocas para una canción es lo que encontramos en Te estoy queriendo tanto, en que colaboran Rayden y Seih sobre una base algo más relajada que las anteriores, casi romántica. Si tras escuchar Aberración pensábais que Bajo Mínimos no podían componer un tema de amor, os equivocábais. Aunque sea de amor al rap.

Lea también | Segunda parte


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.