Crónica de Korpiklaani, Trollfest y Pimeä Metsä en la sala Caracol (Madrid)

Crónica de Korpiklaani, Trollfest y Pimeä Metsä en la sala Caracol (Madrid)

Escrito por: Francisco Reina   @AltFloyd    22 abril 2012     Comentario     3 minutos

Crónica del concierto de Korpiklaani, Trollfest y Pimeä Metsä en la sala Caracol de Madrid. Folk de calidad ante un público entregado y con ganas de mucha fiesta.

como banda invitada.

A las 8 de la tarde aparecían sobre el escenario los locales Pimeä Metsä, vestidos con pieles, cotas de maya, faltriqueras y cuernos de cerveza. La sala se encontraba en esos momentos a algo más de mitad de aforo, pero ello no fue impedimento para que un buen número de incondicionales del folk saltasen y cantasen con temas como Jörmungander, Warmarch of the Jotuns u Olut.

Cada vez más gente se acercaba a disfrutar del buen hacer de Pimeä Metsa y a cerciorarse de lo animado del público en temas como Siberian Odissey o Wolves Rebellion. A las 20:32 de la tarde se despedían los madrileños, con algo más de media hora de concierto que sirvió para calentar el ambiente (y no lo digo por cumplir). Algunos, entre los que me incluyo, no olvidaremos el nombre de esta banda y estaremos atentos a sus movimientos en el futuro.

A las 20:50 entraba el plato hardcore de la noche: Trollfest. Los noruegos se marcaron una actuación corta (se retiraron a las 21:40) pero muy intensa. Trollmannen (vocalista) apareció disfrazado de botella de cerveza (similar a una Budweiser. Podéis comprobarlo en la galería fotográfica, al final de esta crónica) junto al resto de la banda, cuyo aspecto sucio imprimió un toque personal en el vestuario.

A estas alturas la Caracol albergaba gente de punta a punta, muy animada con los guturales y los riffs duros: los pogos se sucedían, casi en cada canción. Fiesta de principio a fin con temas como Trollkamp, Legendarisk 0I o Essenfest. La cerveza corría entre los miembros de la formación, que acompañaban cada pequeña pausa en el show para refrescarse la garganta.

Karve o Helvetes Hunden Garm (Vof, vof, vof) terminaron de dar forma a una actuación redonda que nos sorprendió por su dureza (mayor que la de la banda a la que teloneaban). Buena puesta en escena y calidad musical la de Trollfest, un 10 para ellos. Sin duda la elección de teloneros fue uno de los aciertos de la noche.

Pasadas las 10 de la noche se subían sobre las tablas los protagonistas del evento: Korpiklaani. Con un gran telón de fondo y dos laterales y el micro principal adornado con una cornamenta, la última actuación prometía. Y no defraudó. Tras la intro sonó Hunting Song, seguida de Journey Man y Cottages and saunas. La emblemática Juodaan Viinaa puso al respetable a dar saltos como loco.

Ukon Wacka es el último trabajo discográfico de los de Järvelä, y el primer tema de este disco en sonar fue Lonkkaluut. Poco después le llegaría el turno a Vaarinpolkka. Espléndido el nuevo violinista de la formación, que deslumbró a todos con un solo imposible.

Tras varios temas coreados por los más acérrimos seguidores de la banda, llegó el momento que muchos esperaban. “Do you want some vodka?”, preguntó Jonne. El público enloqueció mientras el vocalista se bebía un trago bien largo de una botella de vodka, tras lo cuál interpretaron la canción dedicada a tan norteño líquido.

A partir de ahí la fiesta llegó a su cúspide, con temas como Iron fist (versión de Mötorhead, incluída en Ukon Wacka como bonus track), Beer, beer o Tequila, que hicieron las delicias de todos los presentes.

Cerca de dos horas de actuación en que quedó demostrado porqué Korpiklaani son una referencia cuando se habla de folk-metal internacional. La acústica de la sala Caracol fue inmejorable. Mi recomendación: no perdáis de vista a estas tres fiesteras bandas. Y si aún no conocéis a alguna de ellas, escuchadlas porque lo valen.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.