Crónica de Lendakaris Muertos en la Sala Rock Kitchen de Madrid: desenfreno en la capital

Crónica de Lendakaris Muertos en la Sala Rock Kitchen de Madrid: desenfreno en la capital

Escrito por: Francisco Reina   @AltFloyd    13 junio 2012     2 Comentarios     5 minutos

Crónica del concierto de Lendakaris Muertos en Madrid. Punk, diversión, pogos, humor... muy buen concierto de los navarros en la capital.

El pasado 25 de mayo pudieron vivir una genial noche en la sala Rock Kitchen de Madrid quienes a ella se acercaron. Lendakaris Muertos ofrecían su primer concierto en la capital tras la salida al mercado de su cuarto disco de estudio, Crucificados por el antisistema. Esto fue lo que pasó durante la descarga de los navarros:

Con Odio el fútbol dio comienzo el espectáculo, seguido de dos temas sobre sustancias ilegales, Estamos en esto por las drogas y Drogopropulsados. Aitor ya saltaba de un lado a otro del escenario, como es habitual en él. Pronto le tocó el turno a Cómeme la franja de Gaza, adelanto del último trabajo de Lendakaris, muy coreado por el público, el cual fue un pogo de principio a fin del concierto.

Tras algunos temas antiguos de la banda como Pasau de rosca, Detector de gilipolleces u Horóscopo volvieron a la carga con su última firma discográfica con Simpatía por el de Bildu (guiño a Sympathy for the Devil de Rolling Stones), Una de rumanos o la rápida Pendientes de perlas.

Entre constantes alusiones a las groupies del fondo de la sala, le llegó el turno a Héroes de la clase obrera, descarnada crítica hacia los sindicatos en el que toda la formación menos el batería bajaron del escenario a pasearse entre su activo público. “¿Dónde se esconden las pistolas?”, se preguntaban en Fuimos ikastoleros. Tras ella, Punk de molde en contra de las etiquetas en la música y el tema Vine, ví y me vendí, que da nombre al tercer trabajo de estudio de Lendakaris Muertos.

Dos canciones rápidas y de mensaje claro y contundente, Policía sí y El problema vasco, dieron paso a Esto no es punky, canción hermanada con la anterior Punk de molde en cuanto a su crítica a quienes intentan apropiarse de un estilo musical y dejar fuera a muchos con reproches sin fundamento.

Tras el momento heavy-satánico de la noche, n Gora España Aitor se puso la habitual camiseta de la selección española y tras un sonoro “¡GOOOL” se lanzó sobre el público, como podéis comprobar en la galería fotográfica, al final de esta crónica. Le siguieron dos buenos temas, DNI vasco, ez eskerrik asko y Marido y mujerta (“ya que estás aprovecha ‘pa’ fregar”, gritado por todos).

El siguiente tema fue Besos gaztetxeros, donde el vocalista llamó a “un joven apuesto”. Dos chicos y dos chicas acabaron sobre el escenario. Mientras las dos mujeres inauguraban la canción con un apasionado beso sobre las tablas a Aitor le tocó darse un pico con un apuesto galán por él mismo seleccionado. Cosas de los navarros…

Tras Dame punk y dime tonto llegó la aclamada ETA, deja alguna discoteca, irónico ‘himno’ contra la violencia en el País Vasco. Aitor ofrecía el micrófono al público cada varias canciones, y éste se dedicaba a cantar e insultar a los políticos de turno a partes iguales (Ibarretxe es un niño bueno y se tapaba los oídos en estos casos).

Tocaba enfilar el final del concierto con La hoz y el martini, tema que critica la hipocresía de muchos asistentes a movimientos sociales como el 15M, o Centro comercial, contra la apatía política de gran parte de la sociedad y su apego al consumismo exacerbado. Hotel familiar y Se habla español, canción principal de su segundo plástico, fueron las siguientes en caer.

El escenario lo ocupaban espontáneos que a él se subían para luego lanzarse sobre los asistentes. Incluso una guapa chica se atrevió a subir para mover las caderas al ritmo de la música. Los temas que cerraron la descarga fueron la emblemática Oso panda y Veteranos de la kale borroka, con el vocalista y el guitarra sobre el público… ¡mientras seguía tocando!.

El público comenzamos a salir hacia cálida noche madrileña con el cuerpo impregnado en sudor y el cansancio propio de después de un concierto que se ha disfrutado de principio a fin. Más de uno conservaría durante días los moratones causados durante el pogo en que se convirtió la Rock Kitchen de principio a fin. Una vez más Lendakaris Muertos demostraron porqué son uno de los grupos que más ganas le echan a su directo, y porqué han supuesto un cambio de rumbo dentro del panorama punk nacional.

Os dejo a continuación el setlist del concierto, así como una galería fotográfica del mismo al final:

1. Odio el fútbol
2. Estamos en esto por las drogas
3. Drogropropulsado
4. Cabrón
5. Cómeme la franja de Gaza
6. El último txakurra
7. Pasau de rosca
8. Detector de gilipolleces
9. Horóscopo
10. Simpatía por el de Bildu
11. Cerveza sin alcohol
12. Una de rumanos
13. Das por cool
14. Pendientes de perlas
15. Nuklearrik bai
16. Héroes de la clase obrera
17. Fuimos ikastoleros
18. Violencia en acción
19. Punk de molde
20. Vine, vi y me vendí
21. Policía sí
22. El problema vasco
23. Esto no es punky
24. Gora España
25. DNI vasco, ez eskerrik asko
26. Marido y mujerta
27. Besos gaztetxeros
28. Dame punk y dime tonto
29. ETA, deja alguna discoteca
30. Teletecho o propofol
31. Siempre nos quedará París
32. Drogolegas
33. Bobo a bordo
34. La hoz y el martini
35. Centro comercial
36. Hotel familiar
37. Se habla español
38. Oso panda
39. Veteranos de la kale borroka


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.